La dura interna del oficialista Partido Colorado de Paraguay, entre los sectores que responden al presidente Mario Abdo Benítez y al exmandatario Horacio Cartes, quedó hoy expuesta como pocas veces, con declaraciones cruzadas de los principales voceros de uno y otro lado, que ya no disimulan las diferencias hacia el interior del gobierno.

Mientras el jefe de Gabinete, Juan Villamayor, acusó al cartismo de buscar el “copamiento institucional” del Ejecutivo y al propio Cartes de “no ser colorado”, desde el otro sector advirtieron que “los principales hechos de corrupción de los últimos años pasaron por él”.

En declaraciones a radio Monumental, Villamayor –que la semana pasada estuvo a solo un voto de sufrir una moción de censura de parte de Diputados-, que habló de sí mismo en tercera persona, remarcó que "Juan Ernesto está en contra del copamiento institucional que pretende el cartismo y es la gran piedra en el zapato de ellos”.

“Otros se prestan encantados, porque no les importa", expresó, y aunque aclaró que quiere la unidad de los colorados, pidió que “quede claro que una cosa es el cartismo y otra cosa distinta es el coloradismo”.

Para Villamayor, “el cartismo no es coloradismo, porque su líder no es colorado, el presidente del partido es encuentrista y su candidato a presidente es liberal”.

Las referencias son a que Cartes era cercano al partido Encuentro Nacional y recién se afilió al Partido Colorado en 2013 y que Santiago Peña pasó del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) recién en 2018 para ser precandidato presidencial.

Por la misma emisora, el propio Peña lamentó el “odio visceral” de las palabras de Villamayor y le recordó que Cartes “le dio la oportunidad al Partido Colorado de volver al Gobierno y a la actual administración a volver a ser gobierno”.

“Sabemos que Villamayor goza de la plena confianza del Presidente, pero a lo largo de estos años, los principales hechos de corrupción pasaron por él y eso le hace una mala gestión al gobierno y al presidente”, agregó el extitular de Hacienda.

Por su parte, el diputado Basilio Nuñez, que encabeza la bancada cartista, lamentó que Villamayor quiera “instalar una pelea” entre Honor Colorado y Colorado Añetete, los dos sectores internos fuertes del oficialismo, que funcionan de hecho con bloques separados, el primero referenciado en Cartes y el segundo en Abdo Benítez.

"Yo acompaño todo lo bueno del presidente de la República, pero lamentablemente Juan Ernesto Villamayor no es lo bueno”, afirmó el legislador.

Varios cartistas votaron la semana pasada para censurar a Villamayor, acusado de negociaciones irregulares por una deuda que la empresa Petropar tiene con el gigante venezolano Pdvsa. (Télam)