La Policía Metropolitana de Londres, conocida como Scotland Yard, advirtió anoche a sus agentes sobre el "derecho a protestar" luego de que apareciera un video que muestra a oficiales escoltando a una manifestante contra la monarquía fuera del Parlamento y otros episodios similares.

Su declaración surge tras las imágenes que se hicieron virales de una manifestante que sostenía en alto una pancarta de protesta que decía "no es mi rey" y era confrontada por al menos cuatro oficiales frente al Parlamento en Londres.

"La gente tiene absolutamente el derecho a protestar", dijo el subcomisario de la Policía Metropolitana Stuart Cundy en un comunicado.

"Hemos dejado esto claro a todos los oficiales involucrados en la operación policial extraordinaria que se está llevando a cabo actualmente y continuaremos haciéndolo", subrayó Cundy, quien agregó que están al tanto de las imágenes.

En el video se la ve a la mujer escoltada fuera del lugar mientras la obligaron a pararse en otro sitio lejos de las puertas del Parlamento.

Sin embargo, un testigo dijo a los medios británicos que la mujer no fue arrestada y que se le permitió continuar con su protesta.

Más temprano, la mujer y otro manifestante habían sido abucheados por multitudes frente al Parlamento, cuando el rey Carlos III pronunció su discurso inaugural ante los legisladores.

Otro caso fue el de Paul Powlesland, de 36 años, abogado y activista por los derechos de la naturaleza de Barking, en el este de Londres, a quien la policía detuvo para pedirle los datos cuando llevaba un papel en blanco.

Según los medios británicos, en un video Powlesland le preguntó a un oficial por qué le pedían sus datos.

“Dijiste que ibas a escribir cosas en él, que pueden ofender a la gente, alrededor del rey. Puede ofender a alguien", le habría contestado el policía.

También se informó que otra mujer que sostenía un cartel el que pedía "abolir la monarquía", durante una ceremonia de proclamación del rey Carlos III en Edimburgo el domingo fue acusada de un delito penal.

Sin embargo, para el jefe de la Policía Metropolitana, "la gran mayoría de las interacciones entre los oficiales y el público en este momento han sido positivas, ya que la gente vino a la capital para llorar la pérdida de Su difunta Majestad la Reina”, indicó. (Télam)