La justicia de Perú rechazó el pedido de Elena Iparraguirre, exnúmero dos de Sendero Luminoso y pareja del fallecido líder de la organización, Abimael Guzmán, para que le entreguen su cuerpo.

La Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa del Callao rechazó el pedido de la viuda del cabecilla de la organización, amparada en “el orden público e interés social”.

Ya el domingo la Corte Superior de Justicia del Callao había informado que el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Permanente del Callao había declarado inadmisible el pedido de Iparraguirre para que se le entregue el cuerpo.

En la cuenta institucional de Twitter, el Ministerio Público dio a conocer que el fiscal Vladimir Farfán Kehuarucho rechazó el pedido que Iparraguirre –condenada a prisión perpetua- había hecho a través de una representante.

La fiscal nacional Zoraida Ávalos presentó un proyecto de ley para que jueces o fiscales dispongan de los cadáveres cuyos actos funerarios o entrega representen un riesgo para la sociedad, y el ministro del Interior, Juan Carrasco, también anunció la presentación de un proyecto que permita incinerar los restos de Abimael Guzmán.

Por el momento, el cadáver del exlíder de Sendero quedará “bajo custodia del Ministerio Público hasta que termine la investigación fiscal”, reportó el sitio del diario limeño El Comercio.

También la exfiscal de la Nación y ahora congresista de Alianza para el Progreso (APP), Gladys Echaíz, presentó un proyecto para que sea el Ministerio de Justicia el que se encargue de incinerar cuerpos de condenados por los delitos de terrorismo y traición a la patria que hayan muerto en prisión.

La posibilidad de la cremación viene hace días ganando posiciones, porque el Gobierno y otros sectores no quieren arriesgarse a que una eventual sepultura de Guzmán se convierta en un lugar de culto. (Télam)