La fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Fatou Bensouda, dijo hoy que una investigación preliminar encontró "una base razonable en este momento para creer" que se cometieron crímenes de guerra y de lesa humanidad en Ucrania en el contexto del conflicto separatista en el este del país que comenzó hace seis años.

La investigación preliminar llevada a cabo por fiscales en el TPI examinó las acusaciones de delitos que comenzaron con la brutal represión de las protestas proeuropeas en 2013 que devinieron en el derrocamiento del presidente Vicktor Yanukovich.

Esas manifestaciones fueron la antesala para la anexión rusa de la estratégica península de Crimea en 2014 y para el prolongado conflicto en las provinciales esteñas de Donetsk y Lugansk, en la frontera con Rusia, que causó la muerte de más de 14.000 personas.

Bensouda dijo que los presuntos delitos y la incapacidad de los tribunales de Ucrania y Rusia para procesarlos con éxito significan que el próximo paso para los fiscales del TPI será solicitar la autorización de los jueces para abrir una investigación formal, aunque. no dio un plazo para que eso sucediera.

"Hay indicios razonables para creer que se han llevado a cabo una serie de actos que podrían constituir crímenes de guerra y contra la humanidad en el contexto de la situación que atraviesa Ucrania", señaló en un comunicado, según la agencia de noticias Europa Press.

"Estos hallazgos, que serán detallados en mayor medida en el informe anual, incluyen tres puntos relevantes: los crímenes cometidos en el marco de hostilidades, los crímenes cometidos durante las detenciones y los crímenes cometidos en Crimea", agregó el texto.

Sin entrar en detalles de los presuntos delitos, Bensouda dijo que su investigación preliminar encontró tres "grupos de victimización"; delitos cometidos durante hostilidades, detenciones y delitos cometidos en Crimea.

"Mi Oficina además encontró que estos crímenes, cometidos por las diferentes partes en el conflicto, también eran lo suficientemente graves como para justificar una investigación por parte de mi Oficina, tanto en términos cuantitativos como cualitativos", dijo Bensouda.

El examen preliminar sobre la situación en Ucrania se abrió el 24 de abril de 2014 en base a la declaración presentada por el Gobierno ucraniano, que aceptó la jurisdicción del TPI, aunque no es miembro del tribunal con sede en La Haya

Rusia no es miembro del tribunal y no acepta su jurisdicción.

El TPI es un tribunal de última instancia que solo acepta casos cuando los Estados miembros no pueden o no pueden procesarlos en tribunales nacionales. (Télam)