La familia de Francisco Franco entregó hoy anticipadamente al Estado español las llaves del Pazo de Meirás, residencia estival del exdictador reclamada por la Justicia.

De esta forma, la familia se anticipa un día a la orden del juzgado, que había decretado mañana la ejecución de la entrega, que será provisional, a la espera de que se dicte una sentencia definitiva.

El abogado de la familia anunció que presentará un recurso para poder retirar los "objetos de estricto uso personal".

Esta misma semana se conoció el inventario de bienes que guarda en su interior el Pazo de Meirás (La Coruña, Galicia), mandado a construir por la escritora Emilia Pardo Bazán, quien vivió allí varios meses al año antes de convertirse en residencia de Franco hasta su muerte, en 1975.

El inventario incluye un total de 697 bienes, entre ellos mobiliario de la familia real, bustos de Pardo Bazán y del propio Franco, quien murió en 1975 a los 83 años por causas naturales .

Se trata de objetos que se encuentran en habitaciones que hasta ahora nunca se mostraron al público pese a estar la familia Franco obligada a ello, citó la agencia de noticias ANSA.

La jueza Marta Canales declaró en su fallo del 2 de septiembre pasado que la donación que en 1938 se hizo del Pazo de Meirás a Franco no lo fue a título personal, como argumentaron los abogados de la familia, "sino al jefe del Estado".

La familia se opuso a realizar un inventario de los bienes acordado por la jueza.

La magistrada nombró al Estado depositario de los bienes, entre los que se encuentran además de numerosas piezas de valor artístico e histórico alrededor de 3.000 volúmenes de la biblioteca de Pardo Bazán.

El Gobierno del socialista Pedro Sánchez tiene previsto abrir el pazo a las visitas.

"No será un lugar de recordatorio nostálgico del franquismo ni de blanqueamiento. Contará la verdad, el paso de Franco por él y sobre todo la reivindicación de la figura de Pardo Bazán", declaró hoy la vicepresidenta, Carmen Calvo.

Calvo se dio un plazo de un máximo de seis semanas para que "los expertos en memoria nos digan cómo se puede contar ese lugar con los criterios de la memoria". (Télam)