La excandidata presidencial colombiana Ingrid Betancourt adelantó hoy que hará una oposición “constructiva” al electo mandatario Gustavo Petro, a quien le pidió que se aleje de sus “alianzas oscuras” y hasta dejó algunas dudas sobre el resultado electoral por las “muchas alertas” que hubo en los días previos a la segunda vuelta.

"En la medida en que nosotros veamos que Gustavo Petro se despoja de esas alianzas oscuras que lo acompañaron en la primer vuelta y en la segunda, podremos darle un compás de credibilidad, pero también seremos muy críticos si nos damos cuenta que lo que hay es simplemente seguir los mismos con las mismas", afirmó Betancourt.

La excandidata sostuvo que Colombia necesita “una oposición sensata, programática, lúcida, defendiendo valores y principios sin ningún tipo de sectarismo”.

Insistió igualmente en que “las personas que acompañan” a Petro son “personas que le han hecho daño a Colombia y eso es una gran preocupación”, según reporta el sitio de la revista Semana.

Betancourt era inicialmente postulante a la presidencia por su partido, Verde Oxígeno, pero después resignó su candidatura a poco de la primera vuelta -cuando las encuestas le otorgaban cerca de 1% de los sufragios- para respaldar al magnate Rodolfo Hernández, semanas después perdedor ante Petro en el balotaje.

Aunque en la noche del domingo se dijo que Hernández ocuparía la plaza del Senado que le toca por ser el perdedor de la segunda vuelta, ahora los medios bogotanos aseguran que el empresario no tiene decidido ese paso.

Betancourt reconoció que en el último tramo de la campaña electoral de Hernández se cometieron "muchísimos errores", y lamentó que se haya generado un sentimiento de rivalidad entre la ciudadanía.

"Lo que se dijo, los ataques bajos, la crueldad, la falta de ética, todo eso dejó al país muy herido y tenemos que emprender una tarea de sanar, de cerrar heridas, de crear confianza", aseveró, según recogió la agencia Europa Press.

Finalmente, dejó entrever algunas dudas sobre el resultado electoral –no cuestionado desde ningún sector y elogiado por los observadores electorales- porque "no hay certeza" en el análisis y recuento de los votos.

"Nos queda la duda de saber finalmente qué fue lo que pasó. Tuvimos muchas alertas y esto es algo que a futuro tenemos que enmendar", evaluó. (Télam)