El pleno del Parlamento Europeo pidió hoy que la Unión Europea (UE) se una a la iniciativa promovida por India y Sudáfrica para que se suspendan de forma temporal las patentes de las vacunas contra el coronavirus, con el objetivo de facilitar que estos fármacos lleguen a más países.

La reivindicación salió a la luz a través de una enmienda aprobada por un estrecho margen de 293 votos a favor, 284 en contra y 119 abstenciones, presentada por el grupo de La Izquierda a una resolución sobre la lucha contra el HIV/SIDA que fue adoptada hoy en sesión plenaria.

El texto apela a la necesidad de que los países en desarrollo tengan un acceso "igualitario, asequible y rápido" a las vacunas y tratamientos, algo para lo que los eurodiputados consideran que se debe respaldar la iniciativa que India y Sudáfrica llevaron ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), informó la agencia de noticias Europa Press.

Más de 100 países respaldan la medida, incluyendo al Gobierno argentino, pero las decisiones en la OMC se toman por consenso por lo que alcanza la oposición demostrada hasta el momento entre otros por la UE, el Reino Unido y Suiza, sedes de las grandes farmacéuticas, para no llegar a un acuerdo.

La Eurocámara pide ahora la "derogación temporal de los derechos de propiedad intelectual de las vacunas, equipos y tratamientos" contra el coronavirus, al tiempo que insta a las farmacéuticas a "compartir sus conocimientos y datos" a través del Grupo Asesor Técnico para la puesta en marcha del Acceso Mancomunado a la Tecnología contra la Covid-19 (C-TAP, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta posición fue aprobada apenas un mes después de que el pleno rechazara en su sesión de abril otra enmienda redactada en la misma línea e incluida en un informe sobre el certificado europeo para la Covid.

En el debate de ayer, el vicepresidente económico de la Comisión Europea y responsable de Comercio, Valdis Dombrovskis, recordó que en Bruselas están "abiertos a explorar otras opciones", tras al respaldo de Estados Unidos a la petición de suspender las patentes, pero dejó claro que para la UE la prioridad es aumentar la capacidad de producción y suministro de las vacunas.

"En estos momentos, el acceso universal y justo a las vacunas y tratamientos debe ser la prioridad número uno de la comunidad internacional. La forma más eficaz de lograrlo está clara: Tenemos que seguir aumentando la producción", sostuvo Dombrovskis, para después apuntar la necesidad de garantizar que las vacunas son "asequibles" para todos.

En su última cumbre, los jefes de Estado y de Gobierno de la UE también se mostraron abiertos de manera general a debatir sobre la suspensión de patentes de vacunas como una opción a largo plazo, pero avisaron que consideran que la solución urgente pasa más por que países como Estados Unidos y Reino Unido levanten sus trabas a la exportación de vacunas y componentes y a invertir en centros de producción también en países vulnerables. (Télam)