La ex primera dama Martine Moise volvió hoy a Haití, 10 días después del ataque a la residencia presidencial en el que fue asesinado su esposo, Jovenel Moise y tras recuperarse en Miami de las heridas sufridas en el tiroteo.

"La (ex) primera dama Martine Moise acaba de llegar a Haití como parte de los preparativos para el funeral nacional del presidente Moise", reveló el vocero del Gobierno, Frantz Exantus.

Martine arribó al aeropuerto internacional Toussaint Louverture, vestida de negro en señal de luto, protegida con un chaleco de seguridad y en medio de un fuerte operativo policial. Usaba un cabestrillo en su brazo derecho.

Fue recibida por el primer ministro en funciones Claude Joseph, al mando del país desde el magnicidio del miércoles 7, aunque su posición es cuestionada por el premier designado por Moise apenas dos días antes de su asesinato y por un Senado diezmado que designó a su titular como presidente interino.

Tras el ataque a la residencia del barrio Pelerin de Puerto Príncipe, Martine, con varias heridas de bala, fue estabilizada en un centro médico local y luego llevada a Miami, donde se sometió a intervenciones quirúrgicas.

El Gobierno interino haitiano anunció ayer que los funerales del jefe de Estado se harán el viernes próximo en Cabo Haitiano, la segunda ciudad del país, cercana al lugar de nacimiento de Moise.

En la capital, en tanto, rendirán tributo en el Museo Nacional del Panteón Haitiano, y hay otros homenajes programados para la próxima semana, consignó la agencia de noticias Sputnik.

En los últimos días se multiplicaron las muestras de solidaridad con la familia presidencial, y ayer hubo manifestaciones de seguidores en Trou du Nord y Port de Paix, comunas situadas al norte de Haití, en reclamo de justicia.

Por el magnicidio hay una veintena de detenidos, la mayoría exmilitares colombianos con vínculos con una empresa propiedad de un venezolano en Miami, y la Policía tiene bastante avanzada la investigación sobre la autoría intelectual. (Télam)