Bolivia admitió hoy demoras de parte de Rusia en la entrega de vacunas Sputnik contra la Covid-19 para aplicar las segundas dosis, pero afirmó que espera regularizar la situación en los próximos días con la llegada de lotes, según un comunicado de la Cancillería.

El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, explicó que esta semana debía llegar un nuevo lote de fármacos, pero que el estatal Fondo Ruso de Inversión Directa había indicado que "van a existir algunos días de demora para la entrega de estas 200.000 segundas dosis".

"Todavía no conocemos las fechas exactas; esperamos que sea la próxima semana que nos envíen los primeros empaques", expresó el funcionario.

Blanco explicó que una de las razones de la demora es que el gobierno ruso debió "intensificar la campaña de vacunación" en su territorio, atento a que acumuló unos 6 millones de contagios y cerca de 150.000 fallecidos.

La Paz firmó un acuerdo con Moscú a fines de 2020 para la compra de 5.200.000 vacunas para su entrega en diferentes partidas hasta mediados de 2021, reseñó la agencia AFP.

Un reciente informe del Ministerio de Economía, que ejecuta un millonario "Plan de Lucha contra el Covid-19", señala que Bolivia ya adquirió unas 700.000 dosis de la industria rusa.

El viceministro boliviano buscó llevar tranquilidad a la población, al indicar que el mismo Fondo Ruso de Inversión indicó que puede existir una brecha de tiempo, entre la primera y segunda dosis, de hasta 180 días.

Con 11.500.000 habitantes, Bolivia tiene vacunados con primeras dosis a 2.700.000 de personas y a 1.030.000 con segundas dosis. (Télam)