El ministro asesor de Asuntos Estratégicos de la Presidencia de Paraguay, Federico González, advirtió hoy que "la paciencia se agota y está al límite" con el mecanismo Covax, la plataforma que buscaba garantizar al acceso equitativo a las vacunas contra la Covid-19, por las demoras en la entrega de inmunizantes que el país ya pago.

"Ustedes saben: yo soy diplomático. Una de las características claves es la paciencia, pero esa paciencia también se agota, también tiene límite", afirmó González en una entrevista al canal Telefuturo de Asunción.

Aún así, expresó que el Gobierno confía que en este segundo semestre el mecanismo Covax pueda cumplir con las entregas, sobre todo con el apoyo de la Casa Blanca, que prometió millonarias donaciones a este mecanismo multilateral impulsado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Esperamos que así sea; la paciencia está ahí, al límite, pero como paraguayos sabemos que vamos a salir bien de esto. Vamos a recibir las vacunas", sostuvo.

Consideró importante analizar el motivo que dificulta que el Covax cumpla no solo con Paraguay sino también con otros países, y admitió que “no están teniendo acceso a las vacunas, los laboratorios no les están proveyendo para que a su vez ellos las puedan enviar".

El miércoles último, la Cámara de Diputados dio media sanción a un proyecto de resolución que insta al Ministerio de Salud a conseguir el reembolso del dinero invertido en el mecanismo Covax, porque solo envió el 10% de las dosis prometidas.

"No es tan sencillo, como incluso nos podría llegar a gustar, pero tenemos que ser realistas siempre y esa es la realidad que tenemos. El contrato está firme y está vigente; está en ellos cumplir", apuntó González.

Paraguay firmó un contrato para la compra de 4.279.800 dosis de vacunas contra la Covid-19, de las que recién recibió 304.800 vacunas.

El país sí recibió ayer un millón de dosis de la vacuna Pfizer, donado por Estados Unidos, y su distribución se inició hoy mismo.

El mecanismo Covax depende de que las farmacéuticas entreguen los lotes con los que se comprometieron; sin embargo, hasta ahora, según denunció la OMS, han privilegiado sus acuerdos con los países ricos que las cuotas destinadas para este mecanismo que beneficia a las naciones de medianos y bajos ingresos. (Télam)