El Supremo Tribunal Federal, la máxima corte de Brasil, le dio hoy un duro golpe a la articulación del presidente Jair Bolsonaro en el Congreso, al considerar ilegal el llamado 'presupuesto secreto", partidas de dinero sin necesidad de justificación, que era distribuidas por el oficialismo en la Cámara de Diputados para acompañar los proyectos del Poder Ejecutivo.

"La cooptación de apoyo político mediante partidas presupuestarias sin rendición de cuentas pone en riesgo el régimen democrático", dijo la jueza Carmen Lúcia Antunes, la última en votar sobre este asunto que está poniendo bajo tensión a los tres poderes.

Bolsonaro se había opuesto a la intervención de la corte en el asunto a la que calificó como "injerencia" en la negociación política.

La interrupción de esta práctica pone en riesgo el trámite que está llevando a cabo Diputados sobre la enmienda constitucional que provoca una suspensión de pagos de juicios del Estado para permitirle a Bolsonaro 15.000 millones de dólares extra en 2022 para llevar adelante su plan social llamado Auxilio Brasil, destinado a unas 17 millones de familias en la miseria.

El principal afectado por la derrota ante el Supremo Tribunal Federal es el titular de Diputados, Arthur Lira, del Partido Progresista y líder del Centrao, el bloque oficialista que para formar mayoría busca cargos y liberación de partidas presupuestarias destinados a obras o servicios públicos en los municipios de cada diputado.

Unos 3.000 millones de dólares fueron liberados mediante estas enmiendas sin necesidad de publicidad durante 2021.

Click to enlarge
A fallback.

La oposición denunció que esta operatoria era una compra de votos con dinero público sin exhibir el recorrido del dinero.

Los jueces que votaron contra esta operatoria son Rosa Weber, Luiz Barroso, Edson Fachin, Carmen Lúcia Antunes, Ricardo Lewandowski y Alexandre de Moraes.

Bolsonaro, causó revuelo al afirmar hoy que 10% de su cuerpo está en el Supremo Tribunal Federal luego de haber designado como magistrado el año pasado al jurista aliado Kassio Nunes Marques.

"Hoy hay 10% de mi dentro del Supremo Tribunal. No es que yo le diga lo que tenga que votar. El se ocupa de la agenda conservadora y cuando no se pueda ganar se empata. Queremos ganar o empatar y el está empatando el partido pidiendo cuartos intermedios en votaciones que sabe que va a perder", reveló el mandatario. (Télam)