El jefe republicano en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Kevin McCarthy, deberá declarar ante la comisión parlamentaria que investiga el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 por parte de seguidores de Donald Trump, en base a que mantuvo varios intercambios con el entonces presidente.

La comisión, compuesta por una mayoría de demócratas, también citó a otros cuatro legisladores de la ahora oposición (Jim Jordan, Scott Perry, Andy Biggs y Mo Brooks), en su pretensión de aclarar las acciones de Trump antes y durante el asalto al Capitolio, protagonizado por sus simpatizantes.

Ese día, el Congreso debía oficializar la victoria de Joe Biden en las elecciones que, según Trump, le fueron arrebatadas.

"Kevin McCarthy estuvo en comunicación con el presidente Trump antes, durante y después del ataque del 6 de enero", detalló la comisión para justificar la citación.

El comunicado reseñó también que McCarthy “afirmó además haber tenido una conversación con el presidente inmediatamente después del ataque, durante la cual" Trump "reconoció algún tipo de responsabilidad por este ataque", informó la agencia de noticias AFP.

La comisión investigadora -que reclamó cooperación a los congresistas, aunque todos los republicanos se negaron- ya recibió a centenares de testigos, entre ellos Ivanka Trump, hija del exmandatario, y su esposo Jared Kushner, que fueron asesores del magnate republicano durante su gestión.

La instancia parlamentaria, que planea celebrar audiencias públicas en junio, aspira a concluir su trabajo antes de las elecciones legislativas intermedias de noviembre, sobre todo porque si el oficialismo demócrata pierde el control de la Cámara, la comisión podría ser disuelta por los republicanos.

The New York Times informó hoy que los fiscales federales realizan una investigación supervisada por un gran jurado sobre el manejo de documentos oficiales por parte de Trump, acusado de descuidar o extraviar deliberadamente ciertos archivos.

Algunos de estos documentos, recuperados por los Archivos Nacionales, fueron entregados a la comisión.

Además, existe una vasta investigación federal en curso para encontrar a las personas que participaron directamente del asalto al Capitolio.

Hasta la fecha, hay 810 detenidos, la mayoría de los cuales ya fueron acusados, según datos difundidos por el Departamento de Justicia.

Gran parte de los implicados, que aparentemente se limitaron a deambular por el edificio, son procesados por delitos menores, como violación de la prohibición de entrada o alteración del orden público. Unos 280 acusados se declararon culpables. (Télam)