La Comisión Europea (CE) advirtió hoy que su cálculo del monto de la factura que deberán abonar los británicos por el Brexit es definitivo, después de que la Unión Europea (UE) y el Reino Unido anunciaran cálculos muy diferentes sobre el saldo a pagar.

La UE anunció el 30 de junio que la factura total ascendía a unos 47.500 millones de euros, una suma que Reino Unido debería sufragar durante varios años, pero el Gobierno británico afirmó a través de un voceo que su cuenta es de entre 35.000 y 39.000 millones de libras esterlinas, equivalente a entre 41.000 y 45.000 millones de euros.

La discrepancia se encamina a convertirse en nuevo escollo en la relación entre los antiguos socios, distanciados desde el Brexit.

Balazs Ujvari, uno de los portavoces de la CE, el poder Ejecutivo de la UE, afirmó este viernes que la primera cuota de la factura británica, de 6.800 millones de euros, fue pagada por Londres a tiempo y en su totalidad.

Sin embargo, al referirse al valor total estimado por la UE, insistió en que "el informe es definitivo", y añadió que "los cálculos se realizaron basándonos en el acuerdo de retirada", según consignó la agencia de noticias AFP.

El vocero europeo dijo que la cuenta asciende "a 47.500 millones de euros, que el Reino Unido tendrá que pagar al presupuesto de la UE en el transcurso de los próximos años".

En Londres, un portavoz británico apuntó que "la estimación del Gobierno del Reino Unido del valor de la liquidación financiera neta permanece en el rango central de 35.000 a 39.000 millones de libras".

El funcionario añadió que el Gobierno británico no reconoce la cifra más alta de Bruselas y la calificó como "una estimación producida por la UE para sus propios fines de contabilidad interna".

El portavoz de la UE dijo este viernes que el Reino Unido recibiría otras dos facturas este año por un total de 6.800 millones de euros.

"Se hizo todo lo que tenía que hacerse. Por lo tanto, no tenemos ninguna indicación de que la cifra general sea impugnada", señaló Ujvari. (Télam)