Representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se reunieron hoy en Washington con legisladores del partido gobernante Centro Democrático (CD) de Colombia para escuchar la versión oficialista de las protestas que se registran en el país desde fines de abril.

“La CIDH escucha todas las voces; hoy, Tania Reneaum, Sec. Ejec. y María Pulido, Sec. Adj., se reunieron con los congresistas de Colombia Fernanda Cabal, José Uscátegui, Margarita Restrepo y Juan Daza para recibir información sobre la situación país en el marco de las protestas”, publicó en su cuenta de la red Twitter la organización.

Según el CD, uno de los puntos más importantes de la reunión fueron las violaciones de derechos humanos de civiles y miembros de la Fuerza Pública "que no están en conocimiento de la comunidad internacional", también según la cuenta partidaria.

El encuentro se produjo a días de que una delegación de la CIDH visite Colombia para verificar la situación de los derechos humanos en el país en medio de las masivas movilizaciones y el paro de 37 días.

En la charla estuvieron las secretarias ejecutiva y adjunta, Tania Reneaum Panszi y María Claudia Pulido, respectivamente, y la senadora María Fernanda Cabal y los representantes Margarita Cabello, Juan Manuel Daza y José Jaime Uscátegui del lado del uribismo.

El sitio del diario El Espectador informó que la senadora Cabal “habría entregado a la CIDH un documento que detallaría supuestos hechos de violencia contra la Fuerza Pública en desarrollo de las protestas, así como un reporte de los hechos de vandalismo y los coletazos económicos que han implicado las manifestaciones”.

Un comunicado del partido oficialista detalló que también explicaron “la escalada terrorista que ha sufrido el país en las últimas semanas, como consecuencia de la infiltración de Grupos Armados Organizados, ELN y disidencias de las FARC encabezadas por alias ‘Iván Márquez’, que ha dado cerca de 160.000 dólares para mantener los disturbios en todo el país, como fue recientemente evidenciado en audios revelados por las autoridades colombianas”.

El lunes la CIDH confirmó su visita a Colombia, para la que había pedido autorización varias semanas atrás, y aunque el Gobierno primero pretendía postergar esa venida hasta fines de junio, finalmente accedió a que una delegación de la OEA esté en el país del 8 al 10.

“En particular, la CIDH buscará escuchar a las víctimas de violaciones a los derechos humanos y sus familiares para recibir sus testimonios, denuncias y comunicaciones, así como a personas que resultaron afectadas por acciones de violencia en ese contexto”, informó la Comisión.

El fin de semana, la CIDH advirtió en su cuenta de Twitter que “los Estados deben respetar, proteger, facilitar y promover el derecho a la protesta social, y todo uso legítimo de la fuerza debe observar principios de legalidad, absoluta necesidad y proporcionalidad”.

El legislador Uscátegui destacó la tarea de "informar a la comunidad internacional la realidad de todo lo que sucede en Colombia, empezando por la violencia contra los soldados y policías”.

“Desde Washington, ante distintas autoridades, pedimos justicia para los 58 integrantes de la Fuerza Pública vilmente asesinados en 2021”, señaló, y reveló además que ante el secretario de la OEA, Luis Almagro, expusieron “la violencia contra miembros de Fuerza Pública, ya que tener 1.211 uniformados lesionados, ocho hospitalizados de gravedad y dos asesinados da muestra del sacrificio de estos héroes”, reportó el diario El Nuevo Siglo. (Télam)