La cancillería italiana le manifestó hoy su "condena" por la invasión a Ucrania al embajador ruso, Sergei Razov, a quien negó además que medios de comunicación del país europeo estén involucrados en una campaña anti-Moscú.

El secretario general del ministerio de Asuntos Exteriores y de la Cooperación Internacional de Italia, Ettore Francesco Sequi, convocó este lunes a Razov a instancias de una instrucción del canciller Luigi DI Maio, informó una nota oficial.

En el encuentro, Segui rechazó "con firmeza" las acusaciones de inmoralidad hechas hacia representantes de las instituciones y de los medios italianos por parte de declaraciones recientes de la cancillería rusa, informó el comunicado.

En ese marco, Segui rechazó las insinuaciones "referidas al presunto involucramiento de medios italianos en una campaña anti-rusa", según la nota divulgada en el sitio de la Cancillería.

Según se informó, el diplomático italiano renovó además "la condena por la injustificada agresión a Ucrania de parte de la Federación Rusa" y manifestó el deseo de Roma para llegar rápido a una solución negociada en el conflicto.

Al mismo tiempo, y mientras el premier Mario Draghi busca acelerar un plan para liberar los puertos ucranianos, Segui le planteó a Razov "la importancia de definir rápidamente un acuerdo para desbloquear las exportaciones de grano" desde el país agredido "para la seguridad alimentaria global". (Télam)