La farmacéutica brasileña Unión Química produjo el primer lote de la vacuna contra el coronavirus Sputnik V, informó hoy el desarrollador del fármaco ruso, mientras Brasil sigue a la espera que su regulador de medicamentos apruebe su uso en el país en una segunda revisión.

"El primer lote de Sputnik V fue producido por el principal fabricante brasileño Unión Química", afirmó la cuenta oficial del inmunizante en la red social Twitter.

Las dosis producidas serán exportadas a otros países de América Latina después de someterse a controles de calidad en el Centro Gamaleya de Moscú.

A pesar de que el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), que comercializa la Sputnik V, consiguió contratos de suministro del fármaco a varios estados de Brasil e incluso acordó su producción en el territorio del país a finales de abril pasado la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) vetó la importación del inmunizante alegando no contar con los documentos suficientes para dar el visto bueno.

Esto provocó un repudio por parte del fondo ruso, que atribuyó la decisión a presiones de Estados Unidos sobre el Gobierno de Jair Bolsonaro.

Mientras tanto, el Gobierno tendió puentes con Rusia para intentar la aprobación del fármaco en una nueva revisión por parte de Anvisa.

Un comunicado del Palacio de Itamaraty, sede de la Cancillería, destacó a principios de mayo la disposición de Anvisa y del RDIF para "aclarar dudas frente a la vacuna, incluyendo la provisión de documentación solicitada".

La Sputnik V fue desarrollada y aprobada en Rusia el 11 de agosto de 2020.

El fármaco consta de dos dosis aplicadas con un intervalo de 21 días: la primera se basa en el adenovirus humano tipo 26 y la segunda, en el adenovirus humano recombinante del tipo 5. (Télam)