La Argentina expresó hoy su "honda preocupación" por el golpe militar que sacudió a Myanmar, país del sudeste asiático, y llamó a que "se respeten los resultados de las elecciones del pasado 8 de noviembre".

A su vez, manifestó en un comunicado de la Cancillería inquietud "por las detenciones del presidente de Myanmar, Win Myint, de la consejera de Estado Aung San Suu Kyi y de otros líderes políticos".

En tal sentido, reclamó que "se deje en libertad a los líderes políticos detenidos y se respete el orden constitucional, el estado de derecho y las instituciones democráticas en Myanmar".

El Ejército detuvo ayer a los principales políticos, entre ellos la Nobel de la Paz y activista prodemocrática Aung San Suu Kyi, en lo que representa un retroceso en el complejo tránsito de retorno a la democracia tras casi medio siglo de dictadura.

El Ejército informó que tomará el control del país por un año y justificó su proceder en el hecho de que el gobierno civil liderado por Suu Kyi ignoró las denuncias de fraude de los militares y demás irregularidades en los comicios de noviembre.

Asimismo, reprochó a las autoridades haber permitido la contienda electoral en plena pandemia. (Télam)