Kuwait y Emiratos Árabes Unidos (EAU) ordenaron hoy medidas diplomáticas contra Líbano en respaldo a las acciones similares que decidió ayer Arabia Saudita, tras difundirse una entrevista en la que el ministro de Información libanés criticó la guerra que mantiene hace seis años la monarquía saudita contra Yemen.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Kuwait llamó a consultas a su embajador de Beirut y concedió 48 horas al encargado de negocios libanés para que abandone el emirato, de acuerdo a la información de la agencia estatal de noticias KUNA.

En sintonía, EAU también llamó a consultas a su representante diplomático en Líbano y prohibió a sus ciudadanos visitar ese país, indicó la agencia de noticias Sputnik.

Arabia Saudita y Bahréin tomaron medidas similares ayer en medio de una crisis a la que podrían sumarse otros países que integran el Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo Pérsico, que integran también Omán y Qatar.

La decisión se dio luego que el pasado lunes se difundiera un programa televisivo, grabado el pasado 5 de agosto, en el que el actual ministro de Información, Georges Kordahi, quien por entonces no integraba el Gobierno y trabajaba como periodista, calificó de "absurda" a la guerra que la coalición militar dirigida por Arabia Saudita protagoniza en Yemén contra un movimiento rebelde y consideró que debía terminar.

En la entrevista, el expresentador de televisión, que pasó a integrar el 10 de septiembre el nuevo gabinete del primer ministro Najib Mikati, dijo que los rebeldes hutíes -una milicia, apoyada por Irán, el principal rival regional de la monarquía saudita- se defendían "frente a una agresión extranjera".

Click to enlarge
A fallback.

"No porque sea saudita o emiratí, pero sí, ¡ha habido agresión continua durante los últimos ocho años contra esa gente! ¡Suficiente! Lo que no se pudo lograr en dos o tres años, no se logrará en ocho. Entonces esto se ha convertido en una guerra absurda, esa es mi opinión", declaró.

Estos comentarios fueron rechazados por el Consejo de Cooperación del Golfo y el Gobierno saudita, que los consideró como un "ataque a los esfuerzos de la coalición" y que no estaban "en armonía con las relaciones históricas" entre Beirut y Riad.

Las autoridades libanesas destacaron hoy cualquier posibilidad de renuncia por esta crisis.

El Gobierno de Mikati, bastante deteriorado de por sí debido a la grave crisis política y económica que sacude el país, llevaba dos semanas sin reunirse hasta este incidente.

El actual jefe de la diplomacia, Abdalá Bou Habib, encabeza reuniones interministeriales para intentar encontrar una solución al conflicto, informó la agencia de noticias Europa Press .

En el encuentro de hoy llegó a participar brevemente el encargado de negocios de la embajada estadounidense en Líbano, Richard Michaels.

"Estamos en contacto con los estadounidenses, porque son capaces de resolver esta crisis", indicó Bou Habib en declaraciones citadas por el medio local L'Orient le Jour.

"El trabajo del Gobierno continúa y el país no puede quedarse sin un gabinete debido a una crisis", añadió el ministro de Exteriores.

"Somos optimistas en nuestra capacidad para llegar pronto a una solución a esta crisis", agregó por su parte el titular de la cartera de Educación, Abbas Halabi, que también formó parte del encuentro. (Télam)