La Justicia británica absolvió hoy a cuatro personas acusadas de degradación criminal por arrancar la estatua del traficante de esclavos Edward Colston en la ciudad de Bristol durante una manifestación del movimiento Black Lives Matter en junio de 2020.

Los acusados, tres hombres y una mujer con edades comprendidas entre los 21 y los 36 años, habían reconocido su participación en los hechos, pero negaron el carácter delictivo de sus acciones, informó la agencia de noticias AFP.

Hoy fueron absueltos por un jurado, después de tres horas de deliberación, entre gritos de júbilo de los presentes en la sala.

El 7 de junio de 2020, la estatua, controvertida desde hacía años, fue derribada y arrojada al río Avon durante las manifestaciones contra el racismo a raíz de la muerte en mayo de George Floyd, un estadounidense negro asesinado por un policía blanco.

Durante el juicio, el fiscal William Hughes los acusó de actuar sin justificación legal, causando daños por casi 5.300 dólares.

Colston hizo fortuna con el comercio de esclavos.

Click to enlarge
A fallback.

Entre 1672 y 1689, habría vendido en América unos 100.000 esclavos de África Occidental, antes de utilizar su fortuna para financiar el desarrollo de Bristol, lo que le valió durante mucho tiempo una reputación de filántropo.

Muestra del carácter simbólico de la protesta, el artista urbano Banksy, originario de esta ciudad, puso a la venta en diciembre unas camisetas realizadas por él para apoyar a los acusados. (Télam)