El primer ministro británico, Boris Johnson, designó hoy como ministro de Estado a David Frost, que lideró las negociaciones del Brexit, y a partir de ahora será el encargado de gestionar las nuevas relaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea (UE).

Frost presidirá el Comité Conjunto establecido por Londres y Bruselas para vigilar el cumplimiento del acuerdo de salida del bloque comunitario, que se ocupa entre otros aspectos de la espinosa cuestión de los controles aduaneros en Irlanda del Norte.

El funcionario también estará al frente de la parte británica del llamado Consejo de Asociación, constituido para garantizar los términos de la relación comercial entre ambos lados del canal de la Mancha que se acordaron el 24 de diciembre pasado, detalló en un comunicado Downing Street, informó la agencia Europa Press.

"Me siento enormemente honrado de haber sido designado miembro del gabinete para llevar adelante nuestra relación con la Unión Europea tras el Brexit", afirmó en Twitter el nuevo miembro del gabinete de Johnson, que tambien destacó que el ministro del Gabinete, Michael Gove, hizo un "extraordinario trabajo" al haber dirigido en los últimos meses los contactos institucionales con Bruselas.

En julio de 2019, Johnson designó a Frost como su negociador jefe para el Brexit en sustitución de Olly Robbins, que había llevado las riendas del diálogo hasta entonces, a las órdenes de la anterior primera ministra, Theresa May.

Desde ahora, sus atribuciones no se limitarán a presidir los organismos conjuntos para vigilar los términos de los acuerdos alcanzados, sino que también coordinará las relaciones del Gobierno británico con las instituciones de Bruselas y los 27 Estados miembros del bloque comunitario. (Télam)