La decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea (UE) permitirá al país "aprovechar" su verdadero potencial cuando se recupere del coronavirus, dijo hoy el primer ministro Boris Johnson en el quinto aniversario del referéndum del Brexit.

El 23 de junio en 2016, los británicos acudieron a las urnas y votaron poner fin a décadas de pertenencia a la Unión Europea (UE).

Después de cuatro años de negociaciones, el Reino Unido finalmente abandonó el bloque el 31 de enero de este año, una medida que los partidarios del Brexit consideran una victoria.

"La decisión de abandonar la UE puede ser ahora parte de nuestra historia, pero nuestra clara misión es utilizar las libertades que aporta para dar forma a un futuro mejor para nuestra gente", dijo el primer ministro británico en una declaración en el Parlamento para conmemorar el aniversario del referéndum en el Parlamento.

Según Johnson, principal impulsor del Brexit, el haber abandonado el bloque comunitario será un estímulo para los empleos y la renovación en todo el Reino Unido a medida que el país se reconstruye después de la pandemia de coronavirus.

"Ahora que nos recuperamos de esta pandemia, aprovecharemos el verdadero potencial de nuestra soberanía recuperada para unir y nivelar todo nuestro Reino Unido", afirmó.

Dijo que al recuperar el control de las regulaciones y los subsidios y con los puertos libres, impulsarán la innovación, el empleo y la renovación en cada parte del país.

Mientras tanto, un nuevo informe publicado hoy por el sitio whatukthinks.org y el Centro Nacional de Investigación Social (NatCen) indicó que el Brexit ha estado lejos de ser un éxito absoluto en lo que respecta a la opinión pública.

El informe del consultor y analista John Curtice dijo que a cinco años del referéndum la gente aún permanece dividida respecto a la decisión del Reino Unido de abandonar la UE.

En la última encuesta, realizada justo después de que el Reino Unido abandonara el mercado único de la UE, cuatro de cada cinco (82%) dijeron que todavía votarían de la misma manera que en 2016.

Sin embargo, al mismo tiempo, la investigación muestra que si se hubiera celebrado un segundo referéndum en cualquier momento de los últimos cinco años, lo más probable, es que hubiera habido una pequeña ventaja a favor de permanecer en la UE.

Mientras tanto, respecto al acuerdo que el Reino Unido obtuvo de las negociaciones del Brexit con Bruselas, el 21% dijo que el país salió de la UE con un buen acuerdo, en comparación con el 36% que dijo que había asegurado un mal acuerdo.

En cuanto a cómo estará la economía británica tras el Brexit, el 51% de los partidarios de salir de la UE piensan que estará mejor tras el Brexit y solo el 20% cree que será peor.

Mientras que el 83% de los que votaron a favor de quedarse en la UE creen que la economía estará peor. (Télam)