El coordinador de campaña del candidato presidencial oficialista Sebastián Sichel, Cristóbal Acevedo, renunció hoy después de que saliera a la luz un informe televisivo que señala que el postulante habría recibido aportes irregulares durante su campaña a diputado en 2009, pero no como una condena implícita a su ex jefe sino -dijo- para poder acusar de falsa a la investigación periodística sin estar ligado profesionalmente al aspirante .

Acevedo indicó haber tomado conocimiento "de los antecedentes expuestos" en el noticiero del canal Chilevisión, donde fue presentada la investigación que revela que Sichel habría recibido aportes de compañías pesqueras por hasta 30 millones de pesos (más de 36.000 dólares).

"Es evidente que dicha acción busca afectar la candidatura de Sebastián Sichel. Sin perjuicio de la bajeza que este ataque constituye, no me prestaré para ser utilizado con el objeto de afectar a nuestro candidato, por lo que he solicitado ser liberado de mis responsabilidades en la campaña", dijo Acevedo en un comunicado.

Asimismo, advirtió que tomará acciones "judiciales civiles y penales en contra de quienes resulten responsables. Espero contribuir con ello -al menos de forma marginal- a que detengamos la grave degradación que está sufriendo la política nacional".

Según el reporte encabezado por el periodista Daniel Matamala, a la campaña de Sichel a diputado en 2009 cuando aún formaba parte de la Democracia Cristiana, ingresó una serie de nóminas detalladas en un documento de formato Excel titulado "PES", en referencia a las pesqueras.

Dicho documento contiene 12 aportes de pesqueras, entre los siete que fueron emitidos por un total de más de 19 millones de pesos chilenos contra boletas de honorarios.

Click to enlarge
A fallback.

La investigación periodística califica este procedimiento como "irregular", ya que permitía la posibilidad de entregar dinero por fuera de los límites fijados por el Servicio Electoral chileno (Servel) y además "descontar impuestos".

De acuerdo a Matamala, el principal intermediario de las operaciones es el empresario Luis Felipe Moncada, líder de la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) entre 1990 y 2016, y cuya participación quedó expuesta en cuatro de las boletas, a través de la Asipes, la Pesquera San José, El Golfo y Alimentos Marinos.

"Moncada era el intermediario entre la candidatura y las empresas. Cercanos al candidato emitían boletas por supuestos servicios a las pesqueras y ellas pagaban", expuso Matamala.

Sin embargo, Sichel respondió horas después con un comunicado en el que negó tener conocimiento de los hechos denunciados al no haber solicitado ningún aporte y resaltó que se trata de una campaña política articulada en su contra desde el momento que ganó las primarias de la derecha oficialista en julio de este año.

"El financiamiento de mi campaña y la rendición de gastos electorales estuvieron a cargo del Partido Demócrata Cristiano", dice el comunicado.

El candidato presidencial de la derecha oficialista pidió que "si se va a revivir el financiamiento de las campañas del año 2009 sería importante transparentar los aportes a cada campaña de la Democracia Cristiana para conocer la forma en que se gestionaron y distribuyeron los recursos electorales".

Sichel manifestó que se "han usado todo tipo de estrategias para desacreditarme, llegando al extremo de utilizar mi vida personal, mi vida profesional y ahora mi vida política montando esta operación".

Sichel participará en las elecciones presidenciales del próximo 21 de noviembre. (Télam)