Japón comenzará mañana un lento plan de vacunación contra la Covid-19, inicialmente reservadas a un número reducido de personal sanitario, mientras que el resto de la población tendrá que esperar semanas o incluso meses, en vísperas de los Juegos Olímpicos.

Las primeras dosis se administrarán a unos 40.000 profesionales de la salud, dijo el ministro encargado de supervisar la campaña, Taro Kono.

La vacunación se ampliará posteriormente a otros profesionales de la salud y luego se extenderá a las personas mayores a partir de abril como muy pronto, confirmó el ministro.

"Me gustaría que muchas personas fueran vacunadas una vez que tengamos una comprensión exacta de los beneficios y los riesgos", añadió Kono, sin fijar una fecha para la vacunación del resto de la población, recogió la agencia de noticias AFP.

El funcionario dijo que el público japonés podría informarse sobre la eficacia y los efectos secundarios de las vacunas a través del sitio web y la cuenta de Twitter de la oficina del primer ministro y por los medios de comunicación.

A cinco meses del inicio de los Juegos Olímpicos de Tokio, sobre los que pesan dudas en cuanto a la posibilidad de organizarlos de manera segura, el ministro afirmó "no tener en cuenta" el acontecimiento para determinar el ritmo de la campaña.

Anteayer Japón dio luz verde a una primera vacuna, la desarrollada por Pfizer, después de los ensayos clínicos nacionales requeridos por las autoridades sanitarias locales.

El país también firmó acuerdos con las empresas AstraZeneca y Moderna para obtener suficientes dosis para sus 126 millones de habitantes.

(Télam)