Misiles balísticos chinos disparados durante maniobras militares cerca de Taiwán habrían caído en la zona económica exclusiva (ZEE) de Japón por primera vez, dijo hoy el ministro de Defensa japonés.

"Creemos que cinco de los nueve misiles balísticos lanzados por China cayeron en la ZEE de Japón", declaró el ministro Nobuo Kishi a periodistas en Tokio.

China realiza grandes maniobras militares en las aguas que rodean Taiwán después de una visita a la isla de la presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

La visita indignó a China, que considera a la isla de Taiwán como parte de su territorio y rechaza cualquier contacto de terceros países con las autoridades de su Gobierno autónomo.

Pelosi es esperada mañana en Japón, última escala de una gira por Asia que realizó esta semana.

"Japón ha presentado una protesta ante China a través de canales diplomáticos", dijo Kishi, que calificó el incidente como un "problema grave que afecta nuestra seguridad nacional y la de nuestros ciudadanos", informó la agencia de noticias AFP.

Algunas islas del departamento de Okinawa, en el extremo sur de Japón, están a solo unas decenas de kilómetros de Taiwán. El ministro precisó que esta era la primera vez que misiles balísticos chinos ingresaban a la ZEE japonesa.

La cifra de nueve misiles es una estimación hecha por Japón, agregó.

China lanzó hoy ejercicios militares en una escala sin precedentes alrededor de Taiwán en respuesta a la visita de Pelosi entre el martes por la noche y el miércoles en la isla, a pesar de las fuertes advertencias de Beijing de que no fuera allí.

La iniciativa de Pelosi es vista por China como una provocación, un apoyo a los partidarios de la independencia de Taiwán y un incumplimiento de la promesa de Estados Unidos de no tener relaciones oficiales con la isla.

Las maniobras chinas incluyeron "disparos de misiles convencionales" en seis áreas marítimas alrededor de Taiwán, a lo largo de rutas comerciales muy transitadas y, en ocasiones, a solo 20 kilómetros de las costas de Taiwán. (Télam)