La embajada de Italia en Ucrania, que fue trasladada de Kiev a Leópolis (oeste) en marzo por razones de seguridad, volvió a abrir hoy en la capital ucraniana, una decisión que será imitada "en breve" por España, anunciaron fuentes oficiales de ambos países.

Al igual que otros países occidentales, Roma decidió a inicios de marzo cerrar su embajada en Kiev "por el empeoramiento de la situación de seguridad".

El jefe de la diplomacia italiana, Luigi Di Maio, informó el último viernes que el embajador Pier Francesco Zazo había llegado a Kiev y que la representación italiana sería "totalmente operacional de nuevo a partir del lunes".

"Es el símbolo de una Italia que no pierde tiempo, que no para de creer en la diplomacia y busca constantemente la paz", agregó Di Maio.

En su página, la embajada confirma hoy su reapertura y subraya que sus servicios quedan limitados a la asistencia para las empresas, a los ciudadanos italianos y a la emisión de permisos de viaje urgentes. Las demandas de visa están suspendidas, precisó la agencia de noticias AFP.

En la misma línea, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, anunció hoy que reabrirá "en breve" su embajada en Kiev, cerrada temporalmente tras la invasión rusa en Ucrania.

La delegación diplomática fue evacuada de la capital ucraniana poco después de que comenzara la ofensiva de Rusia en Ucrania el 24 de febrero. Los diplomáticos españoles continuaron trabajando desde Polonia.

"En breve, en pocos días, vamos a reabrir la embajada española en Kiev, en Ucrania, como una muestra de nuevo del compromiso del gobierno de España, de la sociedad española, con el pueblo ucraniano", señaló el mandatario socialista en una entrevista en la cadena Antena 3.

España envió material militar y ayuda humanitaria a Ucrania, mientras que ha recibido miles de refugiados de ese país.

En días recientes, Turquía retornó a Kiev su embajada, que trasladó por la invasión rusa a una ciudad del suroeste de Ucrania, mientras que Francia anunció la semana pasada que también regresaría su sede diplomática a la capital ucraniana desde Leópolis (oeste), donde la reubicó a principios de marzo. (Télam)