Italia anunció hoy que reserva el uso de la vacuna británica AstraZeneca contra el coronavirus para los mayores de 60 años, sobre la base de informes que confirman un vínculo con los raros casos de coágulos sanguíneos en personas vacunadas.

El consejero científico del gobierno, Franco Locatelli, explicó en conferencia de prensa que se decidió "recomendar el uso preferentemente para las personas de más de 60 años".

La recomendación se produjo luego de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) informaran que la relación de causalidad que tienen la vacuna de AstraZeneca y la formación de coágulos sanguíneos es plausible pero no está confirmada.

La farmacéutica AstraZeneca destacó poco después que las agencias de medicamentos británica (MHRA) y europea (EMA) aseguran que los beneficios de su vacuna anticovid superan "ampliamente" los riesgos, a pesar de que los análisis apuntan a un posible vínculo con trombos sanguíneos.

"Globalmente, esos dos exámenes reafirmaron que la vacuna ofrece una protección de alto nivel contra todas la formas graves de Covid-19 y que esos beneficios continúan superando ampliamente los riesgos", indicó en un comunicado.

Más de 200 millones de personas en al menos 111 países recibieron la vacuna de AstraZeneca desarrollada por el laboratorio sueco británico y la universidad de Oxford.

Varios países ya impusieron límites sobre quién puede recibir esa vacuna, que es más barata y más fácil de almacenar que muchas otras, es fundamental para las campañas mundiales de inmunización y es un pilar del programa respaldado por la ONU, conocido como Covax, que tiene como objetivo llevar vacunas a algunos de los países más pobres. (Télam)