Israel atacó varios puntos militares en el Líbano como respuesta a un proyectil que fue lanzado, sin causar daños, esta madrugada desde el país vecino, informaron las autoridades en un comunicado.

"La artillería de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) está atacando objetivos en el Líbano y disparando sobre la zona de lanzamientos como represalia al proyectil lanzado contra territorio israelí", anunció el Ejército israelí, informó la agencia de noticias Sputnik.

Posteriormente, en un segundo comunicado se agregó que habían dañado también un "objetivo de la infraestructura" sin mayor elaboración.

Según se indicó, el proyectil proveniente de el Líbano cayó en un área abierta cerca del kibutz Matzuva, cercano a la frontera, sin dejar víctimas y las sirenas antiaéreas no sonaron porque el Ejército consideró el nivel de alerta "normal".

Hasta esta mañana nadie se había reivindicado el lanzamiento ejecutado desde el Líbano.

El ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, exigió al Gobierno libanés que "asuma sus responsabilidades por lo que ocurre en su territorio", informó la agencia de noticias AFP.

"Si el terrorismo y la violencia continúan, sabremos utilizar la fuerza necesaria contra los blancos que sean adecuados", advirtió.

Medios ligados a la milicia chiita libanesa Hezbollah también informaron del misil lanzado hacia Israel desde alguna zona al sureste de Tiro.

Un vocero del Ejército israelí manifestó hoy en la radio nacional Kan que probablemente se trate de algún grupo palestino reaccionando a la tensa situación en Jerusalén de los últimos días.

La fuerza pacificadora de la ONU en la zona, UNIFIL, exigió en un tuit contención a las partes, mientras que la Fuerza Provisional del organismo anunció la apertura de una investigación e instó a "todas las partes a evitar una nueva escalada".

En los últimos años ha habido lanzamiento de proyectiles desde el Líbano hacia Israel, generalmente achacados a facciones palestinas que habitan el país vecino y no a Hezbollah.

Tras varios conflictos, Israel y Líbano permanecen técnicamente en estado de guerra, y la Fuerza Provisional se mantiene desplegada en el sur de Líbano como amortiguador entre los dos países. (Télam)