Israel anunció hoy sanciones contra la Autoridad Palestina como represalia a su reciente iniciativa para que Corte Internacional de Justicia (CIJ) investigue la legalidad de los asentamientos israelíes en territorios ocupados.

La decisión del Gobierno tiene lugar después de que la Asamblea General de la ONU pidiera a la CIJ, a petición palestina, pronunciarse urgentemente sobre el "estatus legal de la ocupación" y "anexión" de territorios palestinos por parte de Israel.

La batería de sanciones fue decidida ayer en la primera reunión del gabinete de seguridad del nuevo gobierno israelí, dirigido por el conservador Benjamin Netanyahu y que incluye varios ministros de ultraderecha.

El ejecutivo destinará hasta 139 millones de shékeles (39,64 millones de dólares) a las indemnizaciones a familiares de víctimas de ataques palestinos, un dinero que procederá de las tasas aduaneras que Israel obtiene de la parte de la Autoridad Palestina, indicó en un comunicado el gabinete de Netanyahu.

Israel también retendrá otros fondos de la Autoridad Palestina hasta una cantidad equivalente de lo que la administración palestina dio en 2022 "a los terroristas y sus familiares", precisó el gobierno israelí, sin indicar una cantidad exacta, reportaron las agencias AFP y Europa Press.

La Autoridad Palestina, que gobierna en el enclave palestino de Cisjordania, indemniza cada mes a los familiares de palestinos muertos o encarcelados en Israel por hechos relacionados con el conflicto entre palestinos e israelíes.

Israel también eliminará el tratamiento de dignatarios para los responsables palestinos implicados en la petición ante la CIJ.

El gabinete de seguridad israelí también decidió congelar los proyectos de construcción palestinos en algunas zonas de Cisjordania, ocupada por Israel desde 1967.

La resolución del 31 de diciembre de la ONU fue aprobada con 87 votos a favor, 26 en contra y 53 abstenciones.

Por otra parte, los ministros del Gobierno israelí aprobaron la aplicación de futuras medidas contra aquellas organizaciones en Cisjordania que "promuevan actividades terroristas", entre ellas las que actúen "bajo el disfraz de la actividad humanitaria", según las conclusiones recogidas por el Times of Israel. (Télam)