El Gobierno de Israel confirmó hoy más de 850 casos de coronavirus en un día por primera vez desde marzo, tras enlazar tres jornadas consecutivos por encima de los 750 contagios, en medio de un repunte durante las últimas semanas atribuido a la variante Delta.

El Ministerio de Salud israelí indicó a través de su página web que durante las últimas 24 horas se confirmaron 855 casos, para un total de 849.654, con 6.443 muertos hasta la fecha.

Asimismo, señaló que en estos momentos hay 5.817 casos activos en el país, incluidos 52 pacientes en estado grave, al tiempo que resaltó que la tasa de positividad se encuentra en estos momentos en el 1,5%.

Por otra parte, el Ministerio apuntó que 5.740.832 personas han recibido hasta la fecha al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus, de las cuales 5.218.801 cuentan con la pauta completa, informó la agencia de noticias Europa Press.

Está previsto que el primer ministro Naftali Bennett celebre hoy mismo una reunión de emergencia con expertos de varios ministerios, entre ellos los de Sanidad, Defensa y Economía, para abordar la situación, según The Jerusalem Post.

El propio Bennett indicó el martes que el Gobierno está introduciendo restricciones que no impacten excesivamente en la vida de la ciudadanía y subrayó que las autoridades "esperan que la población cumpla estrictamente" con las medidas y se sume a la campaña de vacunación.

(Télam)