El Gobierno palestino denunció que el ejército israelí mató a balazos a un adolescente de 15 años en el territorio ocupado de Cisjordania y el primer ministro Mohammad Shtayyeh calificó el ataque como "un crimen atroz" y le pidió a la comunidad internacional que frene "el terrorismo del Estado invasor".

La víctima, Mohamed Dadi, recibió un disparo en el estómago durante un incidente ocurrido hoy en la aldea de Deir al Hatab, cerca de la ciudad de Nablus, informó la agencia palestina de noticias Wafa.

El chico falleció por un paro cardiorrespiratorio después que se lo intentara reanimar por varios minutos.

Las autoridades israelíes confirmaron el uso de fuego real para responder a lo que denunciaron como una serie de lanzamientos de piedras por parte de los manifestantes.

La Media Luna Roja Palestina refirió que otras 71 personas resultaron heridas, la mayoría de ellas por los efectos de la inhalación de gases lacrimógenos con los que también reprimió el ejército ocupante, reprodujo la agencia de noticias Europa Press.

Shtayyeh condenó lo que tildó de "atroz crimen cometido por las fuerzas de ocupación de Israel contra el joven Dadi" y exhortó a la comunidad internacional y a las organizaciones de derechos humanos no solo a que rechacen este tipo de acciones, sino también a que trabajen para "detener y frenar el terrorismo organizado por el Estado invasor" contra el pueblo palestino.

Click to enlarge
A fallback.

Las tensiones volvieron a acentuarse en la última semana, después de que Israel avanzara en la construcción ilegal de más de 3.000 nuevas viviendas en asentamientos israelíes en la ocupada Cisjordania, a pesar de las críticas que ha recibido por parte de la comunidad internacional, como la Unión Europea e incluso de Estados Unidos, su incondicional aliado. (Télam)