Israel levantará progresivamente a partir del domingo el confinamiento que rige desde hace un mes por la pandemia de coronavirus, pero los vuelos internacionales seguirán suspendidos, anunció hoy el Gobierno.

El país ya decretó un confinamiento estricto en cuatro ocasiones y desde diciembre puso en marcha una ambiciosa campaña de vacunación, en la que 3,3 millones de personas ya recibieron al menos una de las dos dosis del fármaco.

Sin embargo y pese a las restricciones, enero fue el más mortal de la pandemia, con más de 1.000 decesos por coronavirus.

Según el último balance del Ministerio de Salud, este país de 9 millones de habitantes registró más de 675.000 casos y 5.019 muertes desde el inicio de la pandemia.

"El Gobierno ha aceptado la propuesta del primer ministro y del Ministro de Salud para flexibilizar las medidas de confinamiento a partir del domingo", dijo el viernes la oficina del jefe de Gobierno en un comunicado reproducido por la agencia de noticias AFP.

A partir de entonces, los ciudadanos podrán desplazarse a más de un kilómetro de sus domicilios y algunos servicios, como peluquerías, estarán abiertos de nuevo. También reabrirán con restricciones los parques y reservas naturales y los restaurantes podrán preparar comida para llevar.

Las fronteras terrestres de Israel seguirán por ahora cerradas. (Télam)