Israel autorizará a partir del 23 de mayo el turismo en viajes grupales de personas vacunadas contra el coronavirus, como parte de un plan que pretende la reapertura gradual del país a los visitantes extranjeros, anunciaron hoy los ministerios de Salud y Turismo.

En esta primera fase, las autoridades permitirán únicamente la entrada de individuos que viajen en grupos, al considerar que, bajo esta fórmula, es más fácil la vigilancia epidemiológica, señalaron ambas carteras en un comunicado.

La posibilidad de permitir el ingreso a visitantes regulares será estudiada posteriormente en base al estudio piloto, precisaron.

"Después de abrir nuestra economía, ha llegado el momento de facilitar el turismo de una manera considerada y cuidadosa", dijo el ministro de Salud, Yuli Edelstein, quien calificó a Israel como "la primera nación vacunada" contra la Covid-19 del mundo.

"La reapertura del turismo es un desarrollo importante para una de las industrias que han sido más castigadas durante el año de la pandemia", agregó, según la agencia de noticias Europa Press.

Un mensaje similar expresó su homólogo de Turismo, Orit Farkash HaCohen, quien dijo que "es hora de que Israel disfrute la ventaja de ser un país seguro y sano".

Las personas que quieran viajar al país tendrán que realizar un test PCR antes de embarcar y efectuar otra PCR y un test de anticuerpos a su llegada al aeropuerto, reportó el diario The Jerusalem Post.

Actualmente, Israel no reconoce ningún certificado extranjero de vacunación contra el coronavirus, si bien las autoridades israelíes mantienen conversaciones con varios países al respecto.

Por tanto, los vacunados que ingresen al país están obligados a realizar una cuarentena hasta hacer un test serológico que demuestre su nivel de anticuerpos contra la enfermedad, algo que podría dispensarse una vez se alcancen acuerdos con otros países.

La fronteras de Israel llevan un año cerradas a los turistas extranjeros, con muy pocas excepciones contempladas.

La semana pasada, el Gobierno anunció que los extranjeros con un pariente de primer grado ciudadano o residente permanente en Israel pueden visitar el país, bajo un sistema similar al que va a desplegarse para los turistas vacunados.

Con uno de los programas de vacunación más efectivos del mundo, Israel ya vacunó a más del 57% de su población contra la Covid-19.

Ante esta situación, la directora de Salud Pública del Ministerio de Salud israelí, Sharon Alroy-Pries, informó que, desde la semana próxima, las autoridades no requerirán que los ciudadanos lleven tapabocas en exteriores si no están en una reunión pública.

"No obstante, los espacios cerrados todavía representan un gran riesgo y las mascarillas tendrán que usarse", subrayó.

Desde el inicio de la pandemia, Israel registra más de 836.000 infectados y de 6.300 muertos por el nuevo coronavirus. (Télam)