Israel, uno de los países reacios a respaldar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su clamor por un justo reparto de vacunas anticovid, decidió hoy que los mayores de 40 años podrán recibir la tercera dosis del fármaco estadounidense Pfizer a partir del 22 de agosto.

"A partir del domingo, las personas mayores de 40 años podrán recibir la tercera dosis", expresó la cadena 13 de la televisión israelí en un comunicado.

Añadió que "la comisión del Gobierno dictaminó que los profesores mayores de 30 años también podrán ser vacunados con la tercera dosis".

El mes pasado Israel comenzó a administrar inyecciones de refuerzo a las personas mayores de 60 años y el viernes de la semana pasada se convirtió en un nación pionera al ofrecer terceras dosis a personas mayores de 50 años.

Esta postura, adoptada por la mayoría de las naciones de mayores recursos, renovó la indignación de la OMS, que pugna hace meses por tratar de convencer a los países ricos que desistan de aplicar terceras dosis, cuando los más pobres ni siquiera tuvo acceso a la primera.

El director del organismo avalado por la ONU, Tedros Adhanom Ghebreyesus, volvió a repudiar recientemente la inequidad en el suministro del imprescindible insumo y lamentó "el fracaso mundial" a la hora de compartir vacunas.

Israel suma más de 960.000 contagios y unas 6.700 muertes desde el inicio de la pandemia, según el último reporte sanitario difundido por la agencia de noticias Sputnik. (Télam)