El primer ministro israelí, Naftali Bennett, advirtió hoy ante la Asamblea General de la ONU que el programa nuclear iraní "ha infringido todas las líneas rojas" y aseguró que el Estado hebreo "no permitirá" que Teherán se dote del arma nuclear.

En su primer discurso ante la Asamblea, Bennett afirmó que la República Islámica ha dado en los últimos años "un gran salto adelante" en su capacidad de producción nuclear y de enriquecimiento de uranio para fabricar armas, reseñó la agencia de noticias AFP.

"El programa de armas nucleares de Irán está en un punto crítico, se han infringido todas las líneas rojas", dijo Bennett, que asumió el cargo en junio.

"Hay quienes en el mundo parecen ver la búsqueda de armas nucleares por parte de Irán como una realidad inevitable, como un hecho consumado, o simplemente se han cansado de oír hablar de ello", dijo el mandatario de 49 años ante el organismo mundial.

"Israel no tiene ese privilegio. No podemos cansarnos. No nos cansaremos. Israel no permitirá que Irán adquiera un arma nuclear", recalcó.

Irán, que afirma que su programa nuclear tiene fines civiles, dijo el viernes que esperaba que se reanudaran pronto las conversaciones para la reactivación de un acuerdo histórico de 2015 que reduce su programa a cambio de una flexibilización de las sanciones en su contra.

El predecesor de Bennett, Benjamin Netanyahu, que estuvo en el poder desde 2009 hasta junio último, fue uno de los críticos más feroces del acuerdo en los foros internacionales en los que intervino.

Bennett, que encabeza un gobierno de coalición de ocho partidos ideológicamente dispares, también se opone al acuerdo nuclear con Irán, pero no lo mencionó en su discurso ante la ONU. (Télam)