Irán superó hoy el límite de reservas de uranio enriquecido estipulado en el acuerdo nuclear de 2015 con las potencias mundiales, en la primera gran violación del pacto un año después de la retirada unilateral de Estados Unidos.

El anuncio del canciller iraní y la confirmación de la U apilan presión sobre las naciones europeas que intentan salvar el acuerdo de la campaña de "máxima presión" contra Teherán lanzada por el gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump.

Irán ya ha amenazado con llevar el enriquecimiento de uranio a niveles más cercanos a los necesarios para desarrollar armas nucleares el 7 de julio si los firmantes europeos del pacto no le ofrecen un nuevo acuerdo.

El incumplimiento también eleva las tensiones en Medio Oriente luego de que Irán derribara recientemente un dron militar estadounidense y de misteriosos ataques contra petroleros cerca del golfo Pérsico que Estados Unidos e Israel atribuyen a Irán.

La crisis, además, coincide con un recrudecimiento de la guerra que Arabia Saudita, rival de Irán, libra en Yemen contra rebeldes alineados con Irán.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien ha hecho campaña contra el acuerdo desde antes que se firmara, dijo que el anuncio iraní era un "importante paso hacia la fabricación de un arma nuclear" y pidió a Europa que sancione a Teherán.

Irán insiste en que su programa atómico tiene fines exclusivamente civiles, pero Occidente desconfía.

La Unión Europea (UE) y la U urgieron a Irán a volver las reservas de uranio a las cantidades pactadas y cumplir con todo el acuerdo, mientras que Rusia lamentó el anuncio pero dijo que la medida fue consecuencia de la presión de Estados Unidos.

"Ya habíamos anunciado esto, y hemos dicho de manera transparente lo que vamos a hacer", dijo el canciller Mohamad Yavad Zarif a periodistas en Teherán al admitir que Irán había superado el límite de sus reservas de uranio enriquecido.

"Vamos a actuar de acuerdo con lo que hemos anunciado y consideramos que es el derecho que se nos reserva en el pacto nuclear", agregó, citado por CNN.

El organismo de control nuclear de la U, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), dijo más tarde que su director había informado a funcionarios que hoy verificó que Teherán traspasó el límite.

Según los términos del acuerdo, Irán aceptó tener menos de 300 kilogramos de uranio enriquecido al 3,67%. Antes, Teherán enriquecía al 20%, un nivel que técnicamente está a un paso de los necesario para desarrollar armas atómicas.

También tenía hasta 10.000 kilos de reservas de ese uranio altamente enriquecido.

Ni Zarif ni el OIEA dijeron cuánto uranio tiene Irán ahora.

El mes pasado, Irán había anunciado que había cuadriplicado la producción de uranio bajamente enriquecido, por debajo del 3,67%, que es suficiente para alimentan un reactor nuclear para generar electricidad pero no para fabricar un arma nuclear.

Irán podría haber optado por mezclar su uranio de bajo enriquecimiento con uranio en crudo, diluirlo y mantenerse por debajo del límite, pero Zarif dijo que decidió superar lo estipulado como advertencia para Europa, lo que podría reflejarse no sólo en la cantidad de kilos sino en enriquecer uranio a más del 3,67% acordado como tope.

Las "acciones de los europeos no han sido suficientes, así que la República Islámica seguirá adelante con los planes que ha anunciado previamente", señaló.

El acuerdo de 2015, firmado además por Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia, impuso restricciones al programa nuclear iraní a cambio de un levantamiento de sanciones.

Luego de retirar a su país, Trump volvió a imponer a Irán sanciones previas y agregó otras nuevas, al tiempo que amenazó a otros países con penalidades adicionales si importan petróleo de Irán.

No hubo ninguna reacción inmediata de Estados Unidos tras el anuncio iraní. (Télam)