TEHERAN, 8 ENE - Irán amenaza con "respuestas todavía más contundentes" en caso de nuevos ataques estadounidenses, informó la televisión estatal iraní.

Por su parte, Estados Unidos confirmó el raid contra la base militar de al-Assad, en Irak, que hospeda militares del Pentágono.

La base de al-Assad es -reportó la cadena CNN- la mayor base estadounidense en Irak.

El presidente Donald Trump la visitó el 26 de diciembre pasado junto a la primera dama Melania Trump.

Voice of America, que citó fuentes militares, anunció que el ataque finalizó y que fueron lanzados en total unos 35 misiles.

Asimismo, el Pentágono está trabajando para establecer los daños iniciales del ataque misilístico de Irán en Irak, puntualizó en una nota el Departamento de Defensa explicando, a su vez, que la agresión tuvo lugar contra dos bases en las que se hallan las fuerzas norteamericanas: la de al-Assad y la de Erbil.

En tanto, la Guardia Revolucionaria de Irán -informan medios de prensa internacionales- afirmó que la base militar de al-Assad, en Irak, fue "completamente destruida".

(ANSA).