Las autoridades iraníes impusieron hoy nuevas sanciones contra 51 ciudadanos estadounidenses involucrados en la operación en la que fue asesinado hace dos años el general iraní Qasem Soleimani, incluido el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley, y Robert O'Brien, exasesor de Seguridad Nacional del expresidente Donald Trump, declaró el Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán.

"Las personas incluidas en la lista han participado en la adopción de decisiones, la planificación, la organización, la financiación, el apoyo, la dirección o la realización del acto terrorista" contra Soleimani, indica el comunicado del Ministerio iraní, reportó la agencia Sputnik.

Además, la lista de personas sancionadas incluye al jefe del Mando Central de EEUU (Centcom), el general Kenneth F. McKenzie Jr.; el jefe del Cibercomando de EEUU y director de la Agencia de Seguridad Nacional, General Paul M. Nakasone; el exdirector del Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos para Oriente Medio, Robert Greenway; el exasesor adjunto de Seguridad Nacional del presidente, Matthew Pottinger, y decenas de militares estadounidenses.

El 3 de enero de 2020, una operación estadounidense cerca del Aeropuerto Internacional de Bagdad mató al general iraní y comandante de las fuerzas especiales del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, Qasem Soleimani, y a Abu Mahdi al-Muhandis, subjefe de la milicia chií iraquí.

En Washington se cree que ellos estuvieron involucrados en el ataque a la embajada estadounidense en Bagdad el 31 de diciembre de 2019. Irán respondió atacando bases estadounidenses en Irak. (Télam)