El gobierno de Irán afirmó hoy que un comando “terrorista” atacó una base militar en la provincia sureña Juzestán y uno de sus integrantes resultó muerto.

“Un equipo terrorista atacó una base militar en la ciudad de Mahshahr, a las 2.25 hora local” (las 9.25 en la Argentina), dijo un comunicado de la Guardia Revolucionaria, el cuerpo de élite del Ejército destinado a la protección del régimen teocrático.

Las tropas regulares “respondieron abriendo fuego contra los asaltantes, que se desplazaban en una motocicleta”, agregó la nota, citada por las agencias de noticias iraní Tasnim y española Europa Press.

El documento precisó que uno de los atacantes fue alcanzado y herido, y murió poco después, mientras las autoridades seguían buscando al otro, que hasta esta noche seguía libre.

Por otra parte, la Guardia Revolucionaria dijo que desmanteló tres células de la Organización de los Mujaidines del Pueblo de Irán (PMOI, en inglés), considerada terrorista por Teherán.

La fuerza aseguró que los detenidos se aprestaban a “atacar instalaciones administrativas y de las fuerzas de seguridad”, así como a “atacar propiedades públicas y asesinar a ciudadanos”. (Télam)