ROMA, 26 DIC - El presidente iraquí, Barham Saleh, renunció al parlamento luego de negarse a aprobar un candidato para el cargo de primer ministro de un grupo político respaldado por Irán.

Lo informaron los medios de prensa locales.

Saleh supuestamente prefirió renunciar en lugar de elegir un nuevo primer ministro rechazado por los manifestantes.

El Parlamento ahora tendrá que reunirse para discutir y votar sobre su renuncia, pero si en el recinto aprueban la elección del premier, Saleh se marchará de su cargo.

Desde principios de octubre, decenas de miles de iraquíes se han manifestado para exigir un cambio de liderazgo y un gobierno capaz de enfrentar la corrupción, el desempleo y mejorar los servicios públicos.

En diciembre, el Parlamento votó para aceptar la renuncia del primer ministro Adil Abdul Mahdi, lo que provocó el colapso del gobierno.

Desde entonces, no se ha alcanzado un consenso sobre un reemplazo que pueda comenzar a formar un nuevo gobierno.

(ANSA).