La Procuraduría colombiana informó hoy que investiga al jefe de inteligencia del Ejército, Mario González, por el presunto abuso sexual de una oficial, quien aseguró que su denuncia fue archivada en 2019 para favorecerlo en un ascenso.

"Me puso de pie de forma brusca e intentó mirar debajo del vestido. Luego me bajó la cremallera de la espalda y comenzó a manosearme y a besarme a la fuerza", dijo la oficial Jeymi Muñoz en una entrevista con el medio local W Radio.

La Procuraduría, el organismo encargado de sancionar a funcionarios públicos, asumió el caso en el que se acusa a González de "presuntas conductas sexuales abusivas" contra Muñoz, un hecho ocurrido en noviembre de 2017 en su oficina después de una ceremonia en una sede militar.

Según la denunciante, la fiscalía archivó el proceso en 2019 antes de que el Congreso aprobara el ascenso de González a general.

"El caso nunca lo movieron, el caso siempre estuvo quieto y para este año 2021, en el mes de agosto, me entero de que el caso había sido archivado", indicó Muñoz, y agregó que una fiscal trató de que no siga adelante con su denuncia debido al "mucho poder" que tenía su presunto agresor y su círculo.

Por su parte, la fiscalía confirmó que cerró la investigación de la denuncia sin especificar las razones, pero que decidió reabrirla el año pasado, según informó la agencia de noticias AFP.

Click to enlarge
A fallback.

González negó las acusaciones y las atribuyó a "un montaje" de la mujer por negarle un traslado.

El acusado es el jefe de inteligencia del Ejército desde enero de 2020, cargo en el que fue asignado tras un escándalo por presuntas escuchas ilegales realizadas por esa unidad a políticos, jueces y periodistas. (Télam)