El expresidente de México Enrique Peña Nieto es investigado por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y delitos de carácter electoral y patrimonial, informó hoy la Fiscalía General de la República (FGR).

El anuncio se produjo casi un mes después de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Seretaría de Hacienda denunciara que Peña Nieto recibió poco más de un millón de dólares en transferencias irregulares.

La UIF también afirmó entonces que el exmandatario mantiene “vínculos” con empresas que fueron grandes contratistas del Estado durante su mandato y aseguró que había entregado toda la información que poseía a la FGR.

Entre las investigaciones sobresale una referida a delitos electorales y patrimoniales, que involucra a la constructora española OHL.

“En esta investigación los avances permitirán judicializaciones en los meses próximos”, advirtió la FGR en un comunicado divulgado hoy, según la agencia de noticias AFP.

En materia de lavado de dinero y las transferencias internacionales ilegales, la FGR informó que está integrando una carpeta de investigación con base en las denuncias de Hacienda y está a la espera de dictámenes periciales hacendarios y fiscales, mientras obtiene más pruebas “indispensables” para judicializar el caso.

Asimismo, para la investigación de enriquecimiento ilícito, “los dictámenes fiscales y patrimoniales se están desahogando a través de las instituciones correspondientes y de los peritos especializados en la materia”, agregó la FGR.

Peña Nieto, que pertenece al Partido Revolucionario Institucional (PRI) de centro y gobernó entre 2012 y 2018, fue denunciado por la actual administración, la del presidente de centroizquierda Andrés López Obrador, después de que la prensa revelara su ostentoso estilo de vida.

El exmandatario vive en un exclusivo barrio de Madrid célebre por sus costosas expensas y sus protocolos de seguridad, donde tiene como vecinos a los actores Javier Bardem y Penélope Cruz, según el diario español El País. (Télam)