La tensión por las demoras en la entrega de las vacunas contra el coronavirus se ahondó hoy, al punto de que la Unión Europea (UE) anunció la preparación de medidas para vetar envíos ante futuros incumplimientos y lanzó una investigación contra la farmacéutica sueco-británica AstraZeneca, tras allanar una de sus plantas ubicada en Bélgica.

En tanto, una nueva disputa con la firma sueco-británica parece abrirse en Alemania, donde el regulador nacional desaconsejó el uso de su inmunizante en mayores de 65 años por "falta de información sobre su eficacia", algo que fue desmentido por el laborotario y el premier británico, Boris Johnson.

El bloque europeo afronta una áspera controversia con AstraZeneca, luego de que anunciara el viernes pasado atrasos en el envío de las dosis pedidas por la UE, que pretendía autorizar esta vacuna mañana.

"La UE debe tomar medidas enérgicas para asegurar su suministro de vacunas y demostrar concretamente que la protección de sus ciudadanos sigue siendo nuestra prioridad absoluta", dijo hoy el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en una carta.

El bloque prepara un sistema de monitoreo de exportación de vacunas contra el nuevo coronavirus, que permitiría a los estados miembros vetar los envíos fuera de sus fronteras si no son "legítimos", dijeron funcionarios bajo condición de anonimato.

"No es una prohibición de exportación", dijo un funcionario, aunque admitió que en "un caso raro podría ocurrir" una negativa a autorizar la venta, reportó la agencia de noticias AFP.

El llamado Mecanismo de Transparencia y Concesión de Licencias para las Exportaciones tiene como fin recopilar información sobre la producción del inmunizante contra la Covid-19 que se enviará fuera de la UE y estará basado en una ley europea empleada el año pasado para regular la exportación de equipos de protección personal -como tapabocas y guantes-, cuando la pandemia azotó por primera vez a la región.

Ante esta controvertida iniciativa, el bloque se defendió al argumentar que invirtió miles de millones de euros en empresas productoras de inoculantes para asegurarse 2.300 millones de dosis de vacunas potenciales.

"No solo se lo debemos a los pacientes de Europa, sino también a los contribuyentes", señaló uno de los funcionarios, que precisó que la "medida de emergencia" no estaba dirigida a ninguna firma en particular.

Además de AstraZeneca, el bloque ha sufrido retrasos en las entregas de dosis del gigante estadounidense Pfizer y del laboratorio estadounidense Moderna.

La situación es cada vez más critica en la UE, donde la falta de suministros ha llevado a la ralentización e incluso a la suspensión de las campañas de inmunización contra la Covid-19, mientras la cepa británica dispara los contagios en la región.

Ante este contexto, las autoridades sanitarias europeas se reunieron ayer con la firma sueco-británica, pero la comisionada de Salud, Stella Kyriakides, dijo que “las respuestas de la empresa no fueron satisfactorias hasta el momento”, por lo que planean mantener hoy un nuevo encuentro.

Mientas tanto, la UE impulsó una investigación contra el laboratorio, tras allanar ayer una de sus fábricas, localizada en el municipio de Seneffe, al sur de Bruselas.

Funcionarios belgas ingresaron a la planta y se llevaron documentación y muestras para estudiar si los fármacos producidos allí son desviados al Reino Unido, informó el diario The Guardian.

Un nuevo choque con la firma se dio hoy en Alemania, donde la comisión encargada de la vacunación indicó que solo recomienda su inoculante para las personas menores de 65 años, debido a la falta de información sobre su eficacia en gente de más edad.

"La vacuna contra la Covid-19 de AstraZeneca está actualmente recomendada para las personas de entre 18 y 64 años", dijo el Comité Permanente de Vacunación del Instituto alemán Robert Koch en un documento, explicando que "los datos disponibles hasta el momento no bastan para evaluar la eficacia de las vacunas más allá de los 65 años".

Sin embargo, un vocero del laboratorio subrayó hoy que "los últimos análisis respaldan la hipótesis de la eficacia de la vacuna en el grupo de mayores de 65 años" y afirmó esperar que la Agencia Europea del Medicamento apruebe su uso "en los próximos días".

También defendió su eficacia el premier británico, cuyo país inició una masiva campaña de vacunación, en la que ya inmunizó a más de 7 millones de personas y utiliza esta vacuna para todos los grupos de edad.

"Nuestras propias autoridades dejaron muy claro que piensan que la vacuna de AstraZeneca da un alto grado de protección", dijo durante un desplazamiento a Escocia.

Ante la tensión y confusión generada el respecto, la canciller alemana, Angela Merkel, convocó para el próximo lunes una reunión con los líderes regionales y los fabricantes de vacunas, anunció hoy un portavoz del Gobierno alemán.

Mientras en la UE hace malabares para conseguir sus dosis, el Reino Unido podría donar vacunas contra la Covid-19 a otros países porque tiene dosis más que suficientes para este año, según dijo una fuente de la industria farmacéutica al diario británico The Times.

La fuente sugirió que dado que el país lidera la producción de vacunas en Europa y obtuvo las dosis necesarias para alcanzar sus objetivos, por lo que el Gobierno podría donar su excedente a otros países menos favorecidos.

El Reino Unido se aseguró unas 367 millones de dosis y alrededor del 13% de los adultos en el territorio británico ya recibieron al menos una dosis de la vacuna, mientras que en la UE el porcentaje de habitantes vacunados sólo alcanza al 2%.

Mientras diferentes laboratorios tienen dificultades para enfrentar la demanda de inoculantes contra el coronavirus, el presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró hoy que los fabricantes de la vacuna Sputnik V organizaron la producción de un modo que sobrecumplen los planes trazados.

"Se trazaron ambiciosos planes de producción de vacunas, las empresas se adelantan a sus gráficos, según me informó el ministro (de Industria y Comercio, Denis) Manturov", dijo al inaugurar una reunión con el Gabinete de Ministros sin brindar más detalles. (Télam)