El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, celebró hoy la solidaridad de la comunidad científica, tras el anuncio del nuevo ensayo realizado por un instituto estadounidense sobre una vacuna cubana para tratar el cáncer de pulmón, y lamentó la obstinada política de Washington contra la isla.

El nuevo ensayo del Instituto Roswel Park en Estados Unidos sobre un medicamento desarrollado en Cuba busca tratar a los pacientes fumadores con alto riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón, así como pacientes con cáncer en estadios tempranos con riesgo de recaer con la enfermedad a través de un medicamento desarrollado en Cuba.

El CIMAvax-EGF es una vacuna cubana cuya inmunoterapia logra reducir drásticamente los niveles de factor de crecimiento epidérmico (EGF) en la sangre y demostró su eficacia en el tratamiento del cáncer de pulmón avanzado.

A partir de los resultados obtenidos en los dos países, los investigadores del Centro de Inmunología Molecular y el instituto Roswell Park, ubicado en el estado de Nueva York, comienzan a explorar su uso para prevenir la formación del cáncer de pulmón.

Al respecto, el mandatario cubano publicó hoy en Twitter: "¿Cuánto más podríamos hacer cubanos y norteamericanos juntos por la humanidad, si el gobierno de ese país dejara a un lado su obstinada y cruel política contra Cuba? Nuevamente la ciencia mostrándonos el camino a seguir".

Este sería el segundo ensayo clínico en curso con CIMAvax-EGF en Roswell Park, donde se demuestra la seguridad de este medicamento, y se explora su uso combinado en varias indicaciones de cáncer.

Click to enlarge
A fallback.

En tanto, el presidente de BioCubaFarma, Eduardo Martínez Díaz, indicó en la red social que "la evaluación de prevenir el cáncer de pulmón usando la vacuna cubana CIMAvax-EDF, en estudios clínicos en Cuba y en estados Unidos representa una esperanza para la humanidad". (Télam)