Los restos de Madeleine Albright, la primera mujer que ocupó el cargo de secretaria de Estado en Estados Unidos, fueron inhumados hoy en Washington, con la presencia del presidente Joe Biden y de exmandatarios, entre otros dirigentes

Albright, que también fue embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, falleció el 23 de marzo a los 84 años.

Biden elogió a Albright, calificándola como "una gigante de la diplomacia que mostró lo mejor de Estados Unidos con su ascendente trayectoria desde niña refugiada hasta convertirse en la primera mujer secretaria de Estado".

Como reflejo del estatus que alcanzó en la escena mundial, el funeral de Albright fue televisado y la Catedral Nacional de Washington estuvo colmada por más de 1.400 personas.

Además, contó con homenajes del expresidente demócrata Bill Clinton, que nombró a Albright secretaria de Estado, y de su esposa Hillary Clinton, quien también ocupó la jefatura de la diplomacia estadounidense.

Entre los asistentes a las exequias se encontraban el también expresidente demócrata Barack Obama y su esposa Michelle, y buena parte de los altos funcionarios del gabinete de Biden, como el actual secretario de Estado, Antony Blinken; el director de la CIA, Bill Burns, entre otros.

Albright nació el 15 de mayo de 1937 en Praga, en el seno de una familia judía, y a los 11 años emigró junto a su familia a Estados Unidos, donde sus estudios le permitieron acceder a los más altos peldaños del poder.

Figura central del segundo gobierno del expresidente Bill Clinton (1993-2001), fue jefa de la diplomacia entre 1997 y 2001 y previamente, entre 1993 y 1997, se desempeñó como embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas. (Télam)