El Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) y la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantes de la Educación (ACREES) estarán presentes en la mesa de negociación entre el Gobierno colombiano y el Comité del Paro Nacional que se reunirá hoy en Bogotá.

El CICR ha tenido un especial protagonismo en las protestas en la ciudad de Cali, uno de los epicentros de las protestas que sacuden al país desde el 28 de abril, mientras que ACREES ha sido una de las organizaciones impulsoras en las principales ciudades del país desde el comienzo de la huelga general indefinida.

El ministro de Trabajo colombiano, Ángel Custodio Cabrera, anunció que la reunión será en la sede de Compensar, en Bogotá, y que contará con la presencia de diferentes organizaciones sociales y sindicales.

Custodio explicó que en la primera fase de las conversaciones se hablará el punto de la renta básica, la reforma sanitaria que tramita el Congreso, así como la reivindicación de educación pública gratuita universitaria y garantías laborales.

En la mesa estarán la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación General del Trabajo (CGT) o la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC).

También habrá representación de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (FECODE), Unión Sindical Obrera (USO), Confederación de Pensionados de Colombia (CPC), Confederación Democrática de Pensionados (CDP), Cumbre Agraria, Dignidad Agropecuaria, o Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior (UNEES).

Además estarán representadas la Organización Nacional Indígena (ONIC), Proceso de Comunidades Negras Afrodescendiente (PCN), Plataformas de Derechos Humanos, Centro de Integración y Capacitación Cooperativa (CINCOP), Plataforma Salud en Paro, Plataforma con las Pensiones No, Plataforma Arte y Cultura y Periodismo Alternativo.

La lista se cierra con Movimiento de Mujeres, Confederación Nacional de Pescadores, Recicladores, Movimiento Ambientalista, Comité de Defensa del Páramo, Movimiento LGTBI, Sector Transporte y Sector Minero-Fracking.

Las protestas que sacuden Colombia desde hace ya 19 días comenzaron como una movilización contra la reforma fiscal planteada por el Gobierno del presidente Iván Duque, pero una vez retirada la misma, se mantienen siete reivindicaciones en materia social, de educación o sanidad que estarán sobre la mesa en las negociaciones entre el Ejecutivo y el Comité del Paro Nacional.

Los negociadores acudirán a la mesa con el Gobierno en una posición de fuerza tras la multitudinaria manifestación de ayer en Bogotá y Popayán con la notable participación de una gran proporción de jóvenes. (Télam)