India registró hoy 332.730 casos de coronavirus en las últimas 24 horas, lo que supone un récord en la cifra de positivos diarios en el país y una nueva marca mundial desde el inicio de la pandemia.

La cifra expone además que se mantiene la tendencia al alza de contagios, ya que en la jornada anterior se reportaron casi 315.000, con los hospitales desbordados y en una situación crítica ante la falta de oxígeno medicinal.

Esto eleva a 16,2 millones el número de personas contagiadas en India desde el inicio de la pandemia, lo que lo convierte en el segundo país más afectado por el coronavirus, detrás de Estados Unidos y por delante de Brasil.

En las últimas 24 horas se registraron además 2.263 fallecidos a causa de la Covid-19, el máximo diario informado hasta la fecha en el país asiático, con lo que la cantidad de muertos trepó a 186.920, informó la agencia de noticias Europa Press.

La segunda ola de la pandemia en el país está poniendo al límite el sistema de salud y la sobrecarga de los profesionales, mientras escasean los insumos como el oxígeno o se tienen que improvisar instalaciones para albergar a los muertos, ya que cementerios y crematorios se encuentran saturados, como ocurrió en Nueva Delhi, informó el diario Hindustan Times.

Los hospitales de la capital, desesperados por la explosión de casos de coronavirus, reclamaron hoy más oxígeno medicinal, mientras que a las afueras de Bombay trece personas con Covid-19 murieron en el incendio de una clínica.

"Había 17 pacientes en la unidad de cuidados intensivos del hospital Vijai Vallabh, de los que 13 murieron y otros cuatro fueron trasladados a otras dependencias", indicó a la agencia de noticias AFP Morrison Khavari, un responsable de los bomberos.

Hace dos días, 22 pacientes con coronavirus murieron en otro hospital del mismo Estado de Maharashtra debido a un corte del suministro del oxígeno de los respiradores durante media hora.

Cuatro enfermos murieron también a principios de abril en el incendio de una clínica privada del Maharashtra y otro en un hospital de Bombay, en marzo, causó once muertos.

India registró casi cuatro millones de casos solamente en lo que va de abril, lo que acabó con la esperanza de principios de año de que había dejado atrás lo peor de la pandemia.

Este repunte exponencial de casos fue atribuido, en parte, a la "doble mutación" del virus y a acontecimientos masivos como el festival religioso Kumbh Mela de Hardiwar, en el estado de Uttarakhand (norte), que atrajo a unos 25 millones de peregrinos hindúes, la mayoría sin tapabocas y sin mantener la distancia social. (Télam)