La cuarta ola continuó hoy arrasando en India, uno de los dos epicentros de la pandemia junto con Brasil, con récords de más de 2.000 muertos y casi 300.000 casos nuevos, mientras tres países europeos anunciaron un relajamiento de sus restricciones el próximo mes y Rusia se mostró esperanzado de conseguir la inmunidad colectiva al coronavirus antes de fin de año.

India, el segundo país más afectado por la pandemia en términos absolutos después de Estados Unidos, afrontaba hoy una crisis cada vez mayor, con más de 2.000 muertos y cerca de 300.000 nuevos casos en las últimas 24 horas, y una escasez de tratamientos y de oxígeno.

En un contexto cada vez más desesperante, 22 pacientes con coronavirus murieron hoy en un hospital de Nashik, 200 kilómetros al norte de Bombay, por una falla en la provisión de oxígeno, informaron autoridades citadas por la agencia de noticias AFP.

El primer ministro Narendra Modi reconoció que India libraba "una vez más una gran batalla" y agregó: "La situación estaba bajo control hace unas semanas y esta nueva ola llegó como un huracán".

En una situación muy distinta, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo hoy que espera que Rusia alcance la inmunidad colectiva contra el coronavirus en el último cuatrimestre de este año y destacó el "avance científico" de su país con la creación de tres vacunas contra la Covid-19.

El mensaje optimista de Putin se conoció un día después de que Rusia notificara la cifra diaria de casos de coronavirus más baja desde septiembre, 8.164, pero también de que el intendente de Moscú alertara sobre un deterioro de la situación sanitaria en la capital.

En el continente europeo, además, mientras algunos países empiezan a flexibilizar las restricciones impuestas para mitigar la propagación de la Covid-19, en otros la situación se agrava más.

Francia, por ejemplo, anunció hoy que el próximo 3 de mayo comenzará gradualmente a levantar las restricciones impuestas para frenar la circulación de Covid-19 en su tercera ola, habilitando primero los viajes internos entre regiones del país y luego reabriendo las actividades comerciales culturales.

El vocero del Gobierno Gabriel Attal anticipó que están planeando una relajación de las medidas porque consideran que la cuarentena estricta impuesta el 3 de abril está funcionando y el país ya alcanzó el pico de esta ola.

También comunicó hoy el primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis que la primera fase de regreso a la normalidad comenzaría el 3 de mayo con la reapertura de terrazas de los cafés y restaurantes al aire libre y seguirá el 10 con la habilitación de escuelas primarias y secundarias y el 15 con algunos eventos culturales.

"La pandemia en nuestro país parece estabilizarse incluso con un alto nivel de incidencia", indicó Mitsotakis, en la televisión estatal ERT, e instó a los ciudadanos a vacunarse para "proteger su salud con este gran regalo de la ciencia".

Asimismo, en Polonia, el ministro de Salud Adam Niedzielski anunció hoy la eliminación de restricciones contra la Covid-19 en algunas provincias del país, excepto Silesia y Baja Silesia, Gran Polonia, Lodz y Opol, donde se mantendrán las que existían antes debido a la elevada tasa de incidencia.

A partir del 22 de abril en el resto de las provincias se introducirá un modelo de aprendizaje híbrido en los colegios para los estudiantes de primero a tercer grado y se abrirán nuevamente los salones de belleza y las peluquerías, según la agencia de noticias Sputnik.

La situación cambia radicalmente en Alemania, donde diputados aprobaron hoy una ley que refuerza el poder de la canciller Angela Merkel para imponer restricciones para hacer frente al coronavirus a los estados federados del país, incluidos toques de queda y cierres de escuelas.

La ley contempla la imposición de un toque de queda de 22 a 5, cierre de centros de recreación y comercios y suspensión de eventos deportivos en regiones con más de 100 casos por cada 100.000 habitantes por semana; y cierre de escuelas y educación remota en estados con un índice superior a 165.

La pandemia de coronavirus también continúa golpeando a los países de América Latina.

En Brasil, desde el 1 de enero pasado las muertes por coronavirus aumentaron el 91,4%, lo que lo convirtió en el foco mundial de la enfermedad en 2021.

Asimismo, Chile continuaba hoy al borde del colapso sanitario con una ocupación del 95,18% de las camas de terapia intensiva en todo el país, al mismo tiempo que 12 de las 16 regiones del país alcanzaron récords de pacientes con coronavirus hospitalizados en las últimas semanas.

A la fecha, a nivel nacional se reportan apenas 213 camas de terapia intensiva disponibles y del total ocupado, casi un 77% son por pacientes con Covid-19.

Asimismo, el decano del Colegio Médico del Perú, Miguel Palacios, reclamó hoy que el Gobierno sea más estricto en hacer cumplir los aforos establecidos en grandes comercios, mercados y el transporte público ante el incremento de las cifras de muertos y casos de coronavirus en el país, que ya suma casi 58.000 fallecimiento y más 1,7 millones de contagios.

En Ecuador, el Comité de Operaciones de Emergencia nacional también encendió las alarmas y le pidió al Gobierno saliente de Lenin Moreno que imponga toques de queda en los fines de semana en 16 de las 24 provincias y que renueve por decreto el estado de excepción para agilizar la adopción de posibles nuevas y más duras restricciones en los próximos días y semanas. (Télam)