La Fiscalía israelí imputó hoy a cuatro acusados de apuñalar de gravedad a un ciudadano árabe en un mercado de Jerusalén durante los disturbios previos al estallido de los enfrentamientos entre Israel y Hamas.

El ataque en el mercado de Mahane Yehuda fue un episodio más de los disturbios originados por el desalojo forzado de las familias palestinas en el barrio de Sheij Jarrá, en el territorio ocupado de Jerusalén este.

Tres de los sospechosos, de entre 21 y 30 años, están acusados de terrorismo e intento de asesinato, mientras el cuarto está imputado de cometer un acto terrorista y causar lesiones corporales graves con alevosía, informó el diario The Times of Israel, según la agencia de noticias Europa Press.

La víctima, de 25 años, que fue agredida mientras sacaba la basura del restaurante en el que trabaja, ya recibió el alta pero todavía se encuentra en rehabilitación.

Según la acusación, lo rociaron con gas pimienta, lo agredieron y uno de los atacantes lo apuñaló por la espalda.

En paralelo, el Ministerio de Defensa de la Franja de Gaza denunció que 91 palestinos fallecieron en ataques contra 19 familias durante los 11 días de bombardeos israelíes sobre la Franja de Gaza.

Entre los muertos hay 41 menores de edad y 25 mujeres, detalló el Ministerio de Salud, que contradijo así informaciones israelíes que aseguran que solo atacaron objetivos militares.

En total, debido a los bombardeos israelíes, entre el 11 y el 22 de este mes murieron 255 palestinos, incluidos 66 menores de edad y 39 mujeres, y más de 1.900 personas resultaron heridas, mientras 12 israelíes fallecieron por el impacto de cohetes lanzados desde la Franja de Gaza. (Télam)