Representantes del Gobierno de Guillermo Lasso y de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) tuvieron hoy un primer encuentro, en el que la representación indígena reclamó la eliminación de los decretos que liberan el precio del combustible, terminar con la política extractivista y frenar la privatización de las empresas públicas.

En el encuentro, de alrededor de una hora, el Gobierno presentó una propuesta para que exista “un diálogo institucional” de Lasso con la Conaie y el llamado Parlamento de los Pueblos, según explicó el subsecretario de Gobernabilidad, Juan Manuel Fuertes.

El presidente había propuesto esta primera reunión, pero el miércoles el titular de la Conaie, Leónidas Iza, pidió que el encuentro fuera reprogramado y que también estuvieran presentes 100 delegados de otras organizaciones sociales.

Por eso, la charla de hoy fue apenas un diálogo preliminar y, de alguna manera, de segundas líneas, al que se sumaron también dirigentes de Pachakutik -el brazo político de la Conaie- y de la Federación de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin).

Apawki Castro, de la Conaie, fue quien se limitó a plantear los temas que la entidad puso en la mesa, sin brindar más detalle de la charla.

La delegación indígena se fue algo molesta, según los sitios de los diarios El Comercio y La Hora, porque no recogieron la predisposición que esperaban y porque la fecha de una reunión con Lasso queda a criterio del mandatario.

Para este primer encuentro el Gobierno había designado a la ministra de Gobierno, Alexandra Vela; y a Luis Pachala, secretario de Pueblos, según registró la lista de invitados que circuló, pero ninguno estuvo en la cita. (Télam)