Hong Kong y Macao decidieron suspender hoy por precaución la administración de vacunas contra el coronavirus de los laboratorios Pfizer/BioNTech debido a un problema de "embalaje defectuoso" en algunos frascos de un lote específico, mientras Pakistán y Camboya refuerzan medidas sanitarias para contener los crecientes contagios.

"Como principio de precaución, la vacunación en curso debe suspenderse mientras dure la investigación", dijo el ejecutivo de Hong Kong en un comunicado reproducido por la agencia de noticias AFP.

Paralelamente, las autoridades de la región autónoma Macao tomaron la misma decisión tras ser alertadas del problema por Fosun, el laboratorio farmacéutico chino que distribuye la vacuna Pfizer/BioNTech en estos territorios.

Según las autoridades, los frascos con el número de lote 210102 presentaban un defecto en el embalaje.

El laboratorio aseguró que "no había razones para creer que el lote de vacunas representaba algún riesgo para la seguridad", declaró a la prensa la ministra de Salud de Hong Kong, Sophia Chan.

"Hemos tirado los frascos porque hemos visto, antes de proceder a inyectarlos, que presentaban un defecto. No han sido administrados a los ciudadanos", garantizó.

En las redes sociales, habitantes de Hong Kong afirmaron que se canceló su cita de hoy para recibir la vacuna y que algunos centros de vacunación estaban cerrados. 

Hong Kong, con casi 7,5 millones de habitantes, registró muy pocos contagios debido a las estrictas restricciones y una cuarentena de tres semanas impuesta a las personas que llegan del extranjero.

Desde el comienzo de la pandemia la excolonia británica contabilizó unos 11.000 casos y 200 muertes por Covid-19.

Pakistán, en tanto, extendió hoy el cierre de los colegios y universidades en varias áreas del país, incluida la capital Islamabad, hasta el 11 de abril ante el aumento de contagios, anunció el ministro de Educación Shafqat Mahmud.

El 10 de marzo, el Ejecutivo paquistaní anunció el cierre de los centros educativos en varias ciudades de la provincia de Punyab, entre las que figuran Faisalabad, Gujranwala, Lahore y Gujrat, e Islamabad, durante dos semanas a la luz del incremento de los casos.

Hoy, además de la capital, se añadieron más ciudades ubicadas en Punyab, como Sialkot, Sargodha y Sheikhupura.

El cierre afecta a escuelas, universidades y academias, según informó el diario Dawn, que agregó que las autoridades continuarán analizando la situación de la pandemia en el país.

El Ministerio de Educación alertó el domingo que la tercera ola de contagios es "seria" en Pakistán y afirmó que la salud de los estudiantes, los profesores y el personal que trabaja en centros educativos era la "consideración principal" para el Gobierno.

El Ministerio de Salud de Camboya , por otro lado, anunció que el uso de la mascarilla será obligatorio en la capital, Nom Pen, y cuatro provincias del país ante un repunte de los casos.

En un comunicado, las autoridades sanitarias señalaron que las provincias afectadas por la medida son Siem Reap, Prey Veng, Kendal y Kampong Som, donde se habrían registrado brotes.

El Gobierno anunció además que la violación de las restricciones acarreará mayores sanciones.

El país se está enfrentando a un rebrote registrado el pasado 20 de febrero.

Las autoridades estiman que dicho brote sería el responsable de al menos 1.200 casos, una cifra importante respecto a los datos epidémicos constatados en el país desde que estalló la pandemia. (Télam)